Ferrari 458 Italia destruído en las vías

Munich, Alemania, se registra el 704º accidente en las vías del tranvía de la ciudad en lo que va de la historia. El número asusta, 704 incidentes en los rieles del transporte público de la ciudad alemana y justamente ese mojón queda marcado con un nuevo accidente protagonizado por un Ferrari 458 Italia.
No es ni la primera ni la última vez que veremos a una belleza salida de la fábrica de Maranello que termina destrozada por un motivo u otro. Sin embargo, nunca nos acostumbraremos a ver algo así. Duele hasta lo más profundo y el auto, para más datos, no es nuestro…

En esta oportunidad, el propietario del hermoso auto italiano perdió el control del auto por algún motivo que aún está por determinarse y no tuvo mejor idea que la de ir directamente en busca de las vías del tranvía como para aminorar el golpe.
Los comentarios relatados por algunos testigos aseguran que el dueño del Ferrari, un hombre de unos 52 años de edad, conducía con bastante alcohol en la sangre y que el pie derecho sobre el acelerador estaba “bastante pesado”.
Los daños del auto son importantes aunque por lo menos no hubo que sufrir por víctimas fatales o heridos muy graves.

Los arreglos en este auto insumirán unos 200.000 dólares y las roturas más notables se ven en la puerta del acompañante, la cual salió literalmente volando por el aire tras el impacto. La cosa podría haber resultado sencillamente peor de lo que salió.
En fin, una mancha más para el tigre de los accidentes protagonizados por super autos bestiales. Lo que hasta no hace mucho tiempo era una verdadera curiosidad, es hoy en día moneda corriente a la hora de presenciar accidentes callejeros.
Señoras y señores, hagan sus apuestas… ¿Cuándo volveremos a ver una belleza como esta accidentada y dando lástima por la calle? Tal como vienen las cosas últimamente, será más pronto que tarde…