Ferrari insiste: quiere tres autos en la Fórmula 1

Ferrari-F1-2009

Todo el mundo, el planeta entero si se quiere, ha tomado el mensaje: Michael Schumacher no regresará a la Fórmula 1. Sin embargo Luca di Montezemolo, presidente de la casa italiana, no parece haber digerido este trago amargo y vuelve a insistir con una idea que ya había puesto sobre la mesa hace unos meses, con otro fin. El italiano quiere que los del Cavallino Rampante salgan a pista con tres autos simultáneamente y uno de ellos quiere que sea para… Schumacher. ¿Otra vez con el tema? Sí, otra vez con este tema, por eso decimos que di Montezemolo no ha soportado de ninguna manera el NO de Schumacher y sus médicos.
Lo mejor del caso es que pretende que esa habilitación para salir con un trío a las carreras se de este mismo año, en esta misma temporada…para que el alemán se siente en uno de ellos.

¿Pero no ha entendido di Montezemolo? ¿no se ha enterado que Schumacher no ha superado el apto físico? El tema, amigos… es otro.

Con la necesidad de reemplazar a Massa sí o sí sobre el hombro, en Ferrari cayeron en la cuenta de que no han hecho un buen trabajo en lo que a búsqueda y entrenamiento de nuevos talentos se refiere.
¿Cómo? Lo explicamos de esta manera: Renault lo hizo y lo hace. McLaren, también. Red Bull va en el mismo sentido que los nombrados. Toyota hace lo propio. Sin embargo tantos años de reinado de Schumacher en Ferrari les ha hecho perder de vista una cosa: las personas no son eternas, o por lo menos, no corren para siempre y una vez que Schumacher dijo adiós, se quedaron con pilotos de reserva como Marc Gené que cuenta hoy en día con 35 años y con Luca Badoer que en la actualidad va por los 38 (encima hace más de 10 años que no corre).
¿El resultado? Desesperación y más deseperación. Sólo eso.
Y así las cosas no se le pudo ocurrir mejor cosa que hechar mano a Schumacher que con 40 años de edad, unos kilos de más y un cuello maltrecho intentó regresar pero ha escuchado la pasada de factura de su cuerpo, por lo que (inteligentemente) ha dicho no.

A pesar de eso, Ferrari (Luca di Montezemolo más concretamente) insiste: quieren tres autos para este año y bien, para el año que viene.