Ferrari FXX Evoluzione 2008: para manejarlo hay que ser amigo de Michael Schumacher

ferrari-fxx-1.jpg

El mundo rojo sangre de Ferrari es muy particular. Su historia, su mística, transformaron a la casa del Cavallino Rampante en la leyenda más grande del automovilismo mundial de todos los tiempos.

Los fanáticos de Ferrari, no son como los demás. A ellos, la sangre les corre por la venas con un rojo más fuerte, más intenso. A ellos los invade la pasión. Ellos forman parte de un selecto grupo, único y al que no es sencillo entrar.

Este año Ferrari ha presentado un nuevo auto, que hace que ese grupo de apasionados por “La Rossa” sea mucho más selecto aún. Se trata del lanzamiento del Ferrari FXX Evoluzione 2008.

ferrari-fxx-2.jpg

Su padrino es nada más y nada menos que Michael Schumacher, la leyenda viviente de Ferrari, el siete veces campeón del Mundo de Fórmula 1. El FXX Evoluzione 2008, está concebido para circular únicamente por las pistas y para ser uno de los afortunados que puedan manejarlo por primera vez, habrá que ser uno de los más exclusivos clientes de la marca en el Mundo.

Ferrari desarrollará un programa de conducción para este auto. Los elegidos para acceder al mismo serán seleccionados rigurosamente entre los mejores clientes del Cavallino. No cualquiera podrá subirse a uno de estos. Queda claro.

Si se entra en detalles, rápidamente se cae en la cuenta de que estamos frente a un Fórmula 1 de calle.

El Ferrari FXX Evoluzione 2008 es, como su nombre lo indica, una evolución del modelo FXX, con sutiles cambios que fundamentalmente se encuentran en el plano aerodinámico.

ferrari-fxx-3.jpg

El auto es un genuino pura sangre. Rabioso. Vehemente. Salvaje. Desbocado. Como el caballo negro que nunca descansa en su escudo. Por otro lado, el padrinazgo de Michael Schumacher, lo tiñe con un rojo más fuerte todavía y le da el marco merecido a este lanzamiento. Se trata de un concilio de leyendas. Un desfile de glorias. El máximo ganador de la historia de la marca en las pistas. La tradición pura sangre de estos monstruos rojos. El futuro de una marca que siempre sabe proyectarse al futuro, aunque nunca pierda de vista su glorioso pasado y su inmejorable presente.

El Ferrari FXX Evoluzione 2008 es un sueño hecho realidad. El de millones de seguidores alrededor del Mundo que desean por lo menos manejar uno de estos, aunque sea por un rato. Y ¿por qué no? el sueño de millones de fans que saben que todos pueden sentirse siete veces campeón del Mundo al volante de un FXX Evoluzione 2008.