Ferrari 458 E.E. 20º Aniversario: sólo para China

La legendaria casa italiana Ferrari no deja nada descuidado, nada librado al azar. Eso no será ninguna novedad realmente pero de todos modos sigue llamando siempre la atención que el gran fabricante italiano sea tan meticuloso como en este caso. Buscando no sólo afianzar su presencia en China, sino también coincidiendo con los 20 años de su desembarco en esa tierra oriental, Ferrari coloca en ese mercado automotríz una edición especial ideal para cualquier coleccionista de la marca que se precie.
Las ediciones especiales de los geniales autos deportivos de Ferrari no son algo nuevo para nadie. Cabe recordar que así como anteriormente ya lo había hecho con el 599 GTB Fiorano, ahora los amigos del Cavallino Rampante se destapan con esta variante china del 458, que si bien no pasará a la historia, no deja de ser un ejemplar curioso y ¿por qué no? atractivo.

Aunque cueste creerlo, en China, el número de “personas pudientes” (y en forma…) va creciendo de manera asombrosa y teniendo eso en cuenta, sumado al importante aniversario de Ferrari en China es que la casa italiana ha mostrado en el pabellón Ferrari en el Centro de Exposiciones de Shangai, a esta edición limitada a tan sólo 20 exclusivas unidades del 458 al que han bautizado como Ferrari 458 E.E. 20º Aniversario.
Lo más destacado del Ferrari 458 E.E. 20º Aniversario especial para China es su decoración y su aspecto, el cual combina a la perfección detalles en rojo y oro (algo muy típicamente chino…) con otros detalles como inscripciones con símbolos chinos también.
El color rojo es sensiblemente distinto al rojo de Ferrari original, siendo mucho más llamativo en este caso, contrastando de manera notable con unas llantas en dorado sencillamente espectaculares.
Otro detalle que no podía faltar en esta edición especial es uno de los símbolos chinos excluyentes: el dragón, que también se hace presente en la carrocería del auto.

Párrafo aparte merece el interior del auto con muchos detalles renovados respecto del auto que ha dado origen a esta edición. Hay elementos muy contrastantes en negro y oro, también hay detalles importantes en fibra de carbono color roja y la impresionante tapicería negra especial con la correspondiente placa conmemorativa del modelo en el interior.
En donde no hay ni una sola diferencia es en el motor, que sigue siendo el V8 atmosférico que entrega la friolera de 578 CV de potencia final. Una belleza que… no es un cuento chino.