Fernando Alonso y su Ferrari FF

El mundo de Ferrari dio un giro realmente inesperado tras el Gran Premio de Malasia y la (también inesperada) victoria de Fernando Alonso con un auto al que todavía le falta mucho trabajo encima y que, merced a las inclemencias del tiempo y por supuesto la “muñeca y el pie” del asturiano, logró cruzar la línea de meta en primer lugar. No por eso habrá que desmerecer lo sucedido y los 25 puntos son para el español y para el equipo de Maranello con toda justicia. Lo que hace más de una semana parecía derivar en un drama y en conflictos que llevarían a hacer rodar cabezas, el día 29 de marzo se transformó mágicamente en una fiesta a la que fue invitado Fernando Alonso. El lugar elegido para el festejo y la celebración fue el cuartel general de Ferrari en Maranello y tal como sucede tras cada triunfo de la mítica marca italiana del Cavallino Rampante, el piloto ganador se acercó hasta las instalaciones para saludar a los integrantes del equipo de mecánicos y, de paso, recibir el espaldarazo de Luca di Montezemolo, presidente de la casa.

Si lo de Alonso fue casi superlativo en Malasia, lo de Ferrari como empresa que lo respalda y lo tiene como su innegable emblema actual, no se ha quedado atrás. El español bicampeón mundial “se fue a casa” con un flamante e impactante Ferrari FF recién salido de la fábrica italiana. Un auto sencillamente sensacional, con un motor V12 de tracción total y unos excitantes 660 CV de potencia final que no son para cualquier mortal sobre esta tierra.
Y lo mejor del caso, si es que se puede decir de este modo, es que éste no es el primer auto que Alonso lleva a su garaje particular. Ha habido otros regalos importantes que están plácidamente estacionados en ese lugar de su casa. El español ya había recibido en otras oportunidades a otras maravillas tales como un Ferrari 458 Italia, un Abarth 695 Tributo Ferrari, un Maserati Gran Turismo Cabrio y finalmente un infernal Jeep Grand Cherokee SRT8. Desde ahora, deberá acomodarlos diferente en su garaje ya que llega a su colección particular este fenomenal Ferrari FF, regalo de su jefe en la casa de Maranello. Bien merecido que lo tiene. Este auto y todos los demás…