Falla en la presentación del Sistema de Prevención de Accidentes del Volvo S60

Bien sabida es la particular atención que siempre le ha brindado la casa sueca Volvo al tema de la seguridad sobre sus vehículos. Esto es algo que viene en el mismísimo ADN de la marca y es algo que siempre la ha sabido caracterizar, siendo casi pionera y líder en todo lo referente a sistemas de seguridad, tanto pasivos como activos en sus autos.
La idea de Volvo de que en algún tiempo más no haya que lamentar víctimas fatales a bordo de un auto es una utopía que no dejan de perseguir. Y eso es algo más que bienvenido.

Pero en Volvo nunca pudieron llegar a pensar que las cosas se iban a dar tal como se han dado en una reciente exhibición sobre esos famosos sistemas de seguridad ante más de un centenar de periodistas.

Se trataba de una jornada destinada a demostrar las bondades de un nuevo Sistema de Prevención de Accidentes montado en un Volvo S60 y para la ocasión se habían dado cita nada más y nada menos que 150 periodistas acreditados que al final de la jornada no pudieron evitar despacharse con alguna carcajada ante este auténtico bochorno protagonizado por una de las empresas automotrices más serias del planeta.
Para decirlo en términos sencillos y sin vueltas: el Sistema de Prevención de Accidentes montado sobre el Volvo S60 no funcionó ni un poquito y el auto terminó incrustado de trompa contra la parte trasera de un camión acoplado que hacía las veces de “partener” de la demostración.

Los directivos de Volvo presentes en el lugar no podían dar crédito a lo que acababan de protagonizar y quedaron con la boca abierta, mientras que los asombrados deberían haber sido los invitados y periodistas…
El hecho sucedido en una pista de pruebas en Suecia, fue captado por una innumerable cantidad de medios y según los popes de la marca presentes en la bochornosa presentación, el no funcionamiento del dispositivo de seguridad se ha dado aparentemente a causa de un error humano. No han brindado mayores explicaciones que ésta y eso no ha hecho otra cosa más que abrir un nuevo interrogante: ¿puede llegar a suceder algo similar de manera masiva con los autos en las calles? Puede ser que sí y eso no le hace ninguna gracia a quienes manejan la marca. ¿Son infalibes estos sistemas? Dadas las circunstancias y lo incontrastable del hecho, todo parece indicar que no, cosa que tampoco deja tranquilos a los directivos de Volvo.
Y como si fuera poco, el papelón al que se ha expuesto, casi gratuitamente, la prestigiosa marca sueca.