El extraño Porsche 356 Kruezer

Porsche 356 Kruezer - 1

A diario, en muchas ocasiones, la industria automotríz suele sorprendernos. Los modelos conceptuales sobre los que trabajan a destajo y que muchas veces vemos en este mismo espacio, suelen ser la delicia de nuestros queridos amigos locos por los autos, pero los experimentos y las rarezas no son cosa exclusiva de los días que vivimos. No señor. Las marcas siempre han experimentado a su manera con modelos que aún hoy en día, al ver la luz nuevamente y salir de sus escondites, nos dejan con la boca abierta.
Hemos visto, sin ir más lejos, muchas variantes de modelos shooting-brake en los últimos tiempos. Este tipoo de vehículos ha sabido captar la atención de propios y extraños y se ha sabido convertir en un segmento realmente interesante y con muchas posibilidades para el usuario. Pero… lo que pocas veces hemos podido ver es la cruza (perfecta aunque sujeta a la discusión de acuerdo a los gustos) de un auténtico modelo deportivo con una “break”… o -como se dice ahora- un shooting-brake.
¿Será posible? Si todavía te estás haciendo la pregunta y si aún no encontraste la respuesta es simplemente porque no viste detenidamente las imágenes de esta nota.
Es posible (fue posible), aunque no de manera oficial de parte de una marca
Aquí te muestro el sensacional Porsche 356 Kruezer, propiedad del coleccionista norteamericano John Dixon. ¿Sorprendente verdad? Realmente algo pocas veces visto, o mejor dicho, nunca antes imaginado. El señor Dixon es un fanático coleccionista de modelos de Porsche y en su centro de convenciones y seminarios en Ohio, tiene una auténtica galería de bellezas de la casa alemana, entre ellas este asombroso Porsche 356 Kruezer. Sensacional realmente.

Porsche 356 Kruezer - 2

Si bien no se cuentan con muchos datos a mano de este auto tan extraño, lo que sí se sabe es que se ha tomado como base un Porsche 356 del año 1958, con motor Carrera de 1.6 litros de cilindrada que es capaz de llegar a los 110 CV de potencia final. El resultado final, esta cruza increíble entre un gran deportivo clásico de todos los tiempos con un brake hecho y derecho, fue expreso pedido del propio John Dixon.
Un detalle al margen: teniendo en cuenta que este auto tiene su motor en la parte trasera, lo más factible es que en realidad no se haya ganado demasiado espacio para la zona destinada a la carga en el sector trasero. ¿O es que Dixon habrá colocado el motor en la parte delantera? Eso no lo sabemos…
Sea como sea, este buen hombre tiene una belleza increíble. Una auténtica rareza que no pocos creían posible. El Porsche 356 Kreuzer. Excepcional.