Explosivo: los 3 Grandes piden dinero a Canadá

3-grandes-y-bomba.jpg

Acá no hay mucho que pensar, el tema es simple: los tres grandes gigantes de la industria automotríz norteamericana, vale decir General Motors, Ford y Chrysler ya no saben de qué manera conseguir la ayuda (léase: millones y millones de dólares) necesaria para no morir.
Ya lo han intentado de todas maneras (o casi). Pidieron en primer lugar ayuda (por el método más ortodoxo) al Congreso de los Estados Unidos y luego de una inicial negativa (ellos pedían 34.000 millones de dólares) finalmente los congresistas otorgaron (aún no ha llegado a ellos) la suma de 15.000 millones con los que (según las empresas) no pueden ni siquiera sobrevivir.
Luego más de una de las empresas automotrices en crisis buscó las más diversas maneras de conseguir ayuda, llegando inclusive a pedir que sus usuarios/clientes hagan algo por ellos.
Al final, después de años de “juntarla en pala” (hablamos de la plata, el dinero…) y después de haber manejado sus finanzas como se les ha antojado (realmente) tanto Ford, como General Motors como Chrysler salen en busca de las “monedas” que les están faltando para llegar a fin de mes (ésto es literal).
Como en los Estados Unidos, la tierra de las posibilidades, las puertas se les han empezado a cerrar y como el tiempo pasa inexorable (mientras el oxígeno se acaba) ahora ellos decidieron hacerse un viajecito un poco más hacia el norte y llegar hasta Ottawa en Canadá para solicitarle al Gobierno canadiense una ayuda extra de unos 2.000 millones de dólares para cumplir con algunas obligaciones.
Después de todo vamos a terminar teniéndoles lástima a los 3 Grandes que dan la sensación de ser esos jugadores empedernidos que se han “patinado todo el sueldo” en el casino o el hipódromo y cuando salen antes de volver a su casa se desparraman pidiendo limosna hasta a los perros que andan por la calle para poder levantar la olla en el hogar.

El tema es que tampoco esos 2.000 millones de dólares extra pedidos a Canadá solucionan nada sino que más bien terminarán ahogando aún más a las empresas que sólo están tapando agujeros y en definitiva siguen endeudándose más y más.
La situación (por no decir que es escandalosa) es por lo menos explosiva
Finalmente y como para que todos vean que son “muy prolijos con el dinero” han comunicado que ese dinero extra solicitado será utilizado sólo en caso de ser necesario (¿no era que lo necesitaban urgente?)…

Además General Motors solicitará 2.400 millones extra para ellos solos y lo mismo sucederá con Chrysler que pedirá otros 1.600 millones de dólares. En ambos casos la ayuda debe sí o sí (para que sirva) llegar antes de que comience 2.009 (They are on fire).

Ahora sólo queda apostar por los siguientes países a los que les pedirán moneditas…