Esperando al próximo campeón

hamilton-y-massa.jpg

El próximo domingo caerá el telón de un nuevo y apasionante Campeonato Mundial de la Fórmula 1 y con él se cerrará un nuevo capítulo que marcará en realidad un nuevo comienzo, dándole paso a un nuevo (esto es seguro) Campeón del Mundo de la máxima categoría mundial del automovilismo.
Lewis Hamilton y Felipe Massa se disputan desde hace unos cuantos meses el cetro que los consagrará como nuevo monarca y méritos (cada uno a su modo) han hecho.

¿Será uno, será el otro? Todo, absolutamente todo quedará revelado el próximo domingo cuando bajo el calor del sol de la ciudad de San Pablo en Brasil, el circuito de Interlagos sirva de perfecto escenario para un nuevo Grand Prix a todo o nada.

¿Qué podemos esperar de esta carrera?
La respuesta no es tan simple como decir que con un modesto quinto puesto en la clasificación final el genial británico Lewis Hamilton, será el campeón del Mundo más joven de todos los tiempos (más allá del resultado que obtenga Massa). Una historia tan compleja como lo es un campeonato de la Fórmula 1 no puede resumirse a eso, lo que sería menospreciarlo en definitiva.

Hamilton necesita mucho más que salir quinto en la carrera. El joven moreno necesitará tener la sapiencia necesaria para dosificar sus impulsos y para cuidar cuando tenga que cuidar y atacar cuando tenga que atacar y además (como si fuera poco) deberá a apelar a la confiabilidad de su McLaren Mercedes-Benz para que con un motor ya utilizado llegue a la línea de meta con el objetivo y la tarea cumplidos.
También necesitará que sus rivales (no sólo Massa) se muevan de manera tal que todo salga perfecto y eso significa que nadie apele a tácticas non sanctas o fuegos artificiales en la pista que terminen modificando una situación que debería ser normal.

Y a Hamilton los rivales acérrimos no le faltan. Bueno, en realidad nunca le faltaron rivales enconados y detractores (dentro del circuito) a los grandes pilotos (sobre todo si encabezan a repetición las tablas de posiciones). Allí están no sólo Massa, sino también Kimi Raikkonen, el campeón saliente que jugará a favor de Massa, Fernando Alonso, el renacido doble campeón del Mundo que no se inmuta al decir que podría ayudar (vaya uno a saber de qué manera) al piloto brasileño y también están los pilotos de BMW Sauber, Robert Kubica y Nick Heidfeld que tendrán lo suyo para decir y hacer en la pista carioca.

Quedan 10 puntos en juego. Hamilton encabeza la tabla por 7 unidades por sobre Massa y hay muchos actores dentro y fuera del circuito que pueden jugar a favor y en contra de uno o de otro para que se consagren campeones.

Y también está lo que tenga Massa, que indefectiblemente cuenta con menos balas en el cargador y que deberá atacar sí o sí para ganar en su tierra, cosa que sabe hacer a la perfección. El resto depende de Hamilton y su Flecha de Plata al que lo separan poco más de 300 kilómetros para llegar a la gloria esperada… Justo lo mismo que desea Massa.

Entre ellos (pongámonos de pie…) está el nuevo campeón.
¿Cuál será?