España: SEAT Mii i-TECH

SEAT Mii i-TECH

Desde este mes de mayo de 2014, SEAT colocará en el mercado español de vehículos para su comercialización una nueva variante del SEAT Mii.
La idea es la de optimizar la (ya muy buena) relación entre precio y producto ofrecido y la mejor arma que han encontrado para hacerlo es el SEAT Mii i-TECH, el cual se podrá adquirir en sus versiones de tres y de cinco puertas.
No son radicales los cambios pero no por eso dejan de ser acertados y beneficiosos para esta edición. La marca ha partido de la variante Style del modelo, a la cual le ha agregado algunos detalles y elementos distintivos.
El SEAT Mii i-TECH se ofrece en España desde ahora con un nuevo diseño de llantas de 14 pulgadas con ocho rayos y color gris oscuro mate llamado “Spirited”; agrega un mínimo detalle como la funda de la llave de acceso; viene con un tapizado especial para la variante llamado “Barcelona”; unos detalles metálicos en los umbrales de acceso en las puertas, volante y el pomo de la palanca de cambios forrados en piel; sistema SEAT Portable System con preinstalación (que incluye sistema Bluetooth y puerto USB por ejemplo); entre otras cosas más.

Claro que estos pocos elementos mencionados no hacen la gran diferencia, por lo cual simplemente diremos que son meros agregados extra a la habitual dotación del modelo que incluye de serie cierre centralizado de las puertas, aire acondicionado, dirección asistida, levantavidrios eléctricos, asiento posterior partido, sistema ABS, sistema EBD, sistema ESC, airbags frontales y laterales para cabeza y torax, etc.

Hay que mencionar que el SEAT Mii i-TECH no es en sí mismo un acabado especial del modelo Mii, sino que se oferta como un pack opcional para quien adquiera la versión “normal” del auto. Claro que todo tiene su costo y, a decir verdad, no resulta tan caro en comparación con otros casos. El precio sugerido de este paquete adicional de SEAT para el Mii –TECH es de 690 Euros.
La oferta vale tanto para las variantes con motor 1.0 MPI de 60 CV como la de 75 CV de potencia final.
Definitivamente no dividirá la historia de la marca y el modelo pero resulta una opción válida para el auto, con pequeños detalles extra y distintivos que valen la pena para darle una nueva vuelta de rosca.