BMW eSetta Study Design

No será ni la primera ¿ni la última? versión del legendario BMW Isetta que desde el lejano año de 1955 la casa alemana de la Hélice ha producido (161.728 unidades fabricadas hasta el año 1962 inclusive) tras comprar la patente del auto que inicialmente se había comenzado a producir en 1953 por una pequeña empresa italiana. Ya hemos tenido oportunidad de ver unas interesantes propuestas de renacimiento del mítico modelo y ahora, de la mano de un recientemente graduado de la Universidad de Artes Aplicadas de Viena, en Austria, llega una variante que bien podría llegar a concretarse de un momento a otro. Ojalá sucediera.

Se trata del BMW eSetta Study Design, fruto del talento y la creatividad de Tony Wiilchsenbraun (de él hablábamos) y es una modernísima e interesante recreación de aquel modelo que tanto ha dado que hablar en la industria automotríz a través de los años.
Este auto reúne todas y cada una de las características necesarias para triunfar, llegado el caso de su llegada al mercado de los autos en el futuro: es pequeño, bello, bien concebido, con criterio, bien ciudadano, eléctrico y con un innegable estilo retro que tanto gusta en los tiempos que corren. Dicho así, de este modo, da la sensación que si alguna vez se decidieran por colocarlo en la línea de producción, este auto destinado a ser un duro rival del Smart For Two, sería del agrado de muchos.
Entre la lista de sus importantes rivales, sin embargo, no sólo está el Smart, sino que la cola toma forma con la presencia del Fiat 500 y el Toyota iQ entre otros por ejemplo.

Su creador ha explicado que entre sus muchas virtudes (del auto) se puede destacar el sistema de apertura de puerta que en realidad se desliza y gira, permitiéndole a los ocupantes del auto acceder al mismo o bajar pero por el lado de la vereda y no ya desde la parte frontal del auto.
Si BMW lo colocará finalmente en las calles en algún momento o no, vaya uno a saberlo, pero si tuviéramos que darles un consejo, optaríamos decididamente por un “pulgar hacia arriba”. Sin dudarlo.