Erwin Wurm y la deformación sobre ruedas

erwin-wurm-01.jpg

Tenemos una tremenda duda sobre Erwin Wurm: ¿ama u odia a los autos? A juzgar por las tremendas deformaciones que crea a partir de las carrocerías de distintos tipos de vehículos parecería que mucho no los quiere, pero también queda flotando en el aire esa famosa frase (que no siempre se comprende muy bien…) que dice “porque te quiero, te aporreo…”
Ejemplos de gente que no tiene el más mínimo respeto por los autos tenemos a montones. Los hay de aquellos que hacen del mal gusto un estandarte inclaudicable y los hay de aquellos que verdaderamente inspiran una misericordiosa pena. Pero lo de este artista es diferente.

erwin-wurm-02.jpg

Erwin Wurm es un artista austríaco bastante particular que nació en Viena en el año 1.954 y que a partir del año 1.981 ha venido participando de muestras y exposiciones en donde se ha dedicado a mostrar orgullosamente sus particulares trabajos y su personal manera de ver el arte.
Ahora se la ha tomado con los vehículos, sean autos, furgonetas o camiones… todo le da lo mismo si se puede deformar como sólo él parece saber hacerlo.

Más de uno ya estará odiándolo y a otros sus obras les parecerán sencillamente inimitables y de un gran valor artístico por su creatividad y originalidad. Después de todo de eso se trata el arte, de emociones y sensaciones que no siempre van en el mismo sentido. Pero en éste caso nos vemos en la obligación “de oficio” de salir a defender a estos indefensos vehículos que evidentemente han sido víctimas del bueno de Wurm.

erwin-wurm-03.jpgerwin-wurm-04.jpg

En los trabajos de Wurm podemos encontrar cosas que van desde lo asombroso a lo abominable casi sin escalas y como muestra basta un botón: el “irrecuperable” Porsche 911 Carrera (las dos primeras fotos de la nota) que ha destrozado para transformarlo en este auto obeso hasta la exageración por donde se lo mire pero que nada tiene del encanto del auto “que está debajo” de todo ese mazacote voluminoso.
Hay quienes opinan que como diseñador de airbags este hombre sería genial. Pero por alguna razón Wurm no diseña esos implementos sino que se dedica a implantar espuma y plástico sobre las carrocerías de autos para lograr estos auténticos adefesios rodantes como nadie lo hace.

erwin-wurm-05.jpgerwin-wurm-06.jpg

Y no sólo se la ha agarrado con el Porsche 911 Carrera. También ha hecho de las suyas sobre otros autos (casi irreconocibles…) a los que les ha aplicado el mismo tormento, además de “doblar” literalmente una furgoneta Volkswagen y un camión que no se sabe si sube o baja de la pared…
De todas maneras y más allá de gustos personales, valen los intentos por lograr la originalidad.