Auto eléctrico Nissan-Renault: llegaría a España

nissan-mixim-concept-01.jpg

Los proyectos que Nissan y Renault llevan adelante en conjunto, como por ejemplo la producción de vehículos eléctricos y autos por demás económicos puede experimentar un nuevo capítulo que involucraría en esta oportunidad al mismísimo gobierno español.
Hace muy poco pudimos saber que algo similar a lo que podría estar sucediendo en España ya ha sucedido en Portugal, gracias a que el gobierno portugués y el grupo de Nissan/Renault llegaron a un interesante acuerdo para la comercialización de automóviles eléctricos para cuando de comienzo el año 2.011.

nissan-mixim-concept-02.jpgnissan-mixim-concept-03.jpg

En España el tema está ahora en manos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo que está sentado a la mesa de negociaciones con los directivos de las marcas Nissan y Renault para poder extender un acuerdo que llegue a cada rincón del país de la Península Ibérica.

La cosa no puede limitarse sólo a buenas intenciones y las tratativas involucran en las discusiones a muchísimos otros aspectos que hacen al tema. Si bien nada es oficial y todo se basa en especulaciones y reuniones entre las partes, se sabe que el gobierno español quiere que para el año 2.014 estén circulando por las carreteras españolas algo así como 1 millón de vehículos híbridos y eléctricos (uno podría ser el basado en el Concept Nissan Mixim, en las fotos de la nota).

nissan-mixim-concept-04.jpgnissan-mixim-concept-05.jpgnissan-mixim-concept-06.jpg

Para que eso sea posible deberá contemplarse la infraestructura necesaria para que dichos vehículos puedan funcionar adecuadamente. Como ejemplo de esto vale el caso de Israel que de manera oficial se ha comprometido a la instalación de 500.000 puestos de carga a lo largo y ancho de su territorio para que los autos puedan circular sin tener que preocuparse de su abastecimiento.

nissan-mixim-concept-07.jpg

Lo mismo debería suceder en España si es que se deciden a implementar esta interesante medida, ya que no serán pocos los que decidan cambiar los surtidores por enchufes.