Eleanor Shelby Mustang GT 500 de 1967: el Mustang más famoso y adorado del mundo

eleanor-shelby-gt500-1967-primera-imagen-tappa.jpg

Este artículo está dedicado a todos quienes no pueden dormir por las noches, ni comer y menos aún, encontrar una persona a quién amar más que al clásico motorizado más musculoso de todos. Un Shelby Mustang de 1967 nada más y nada menos: el Mustang que más fanáticos ha logrando desde el momento que le colocaron la última pieza y lo presentaron en sociedad. Una bestialidad! Y no estamos hablando de cualquier vehículo ya que, éste en particular, es considerado por la gran mayoría como el Mustang con el mejor diseño de todos y es, por lejos, tildado como el más agresivo de estos coches y fue el que marcó una estética ultra-masculina que será difícil borrar de la historia.

Ahora, presencien en pantalla al Shelby Mustang GT 500 del ’67 que tanto enamoró al multifacético Nicolas Cage y fue la sensación en la película 60 segundos (muchos la han visto solo por este coche y Angelina Jolie). Se lo caracterizó con el nombre de Eleanor y podemos considerarlo como el Mustang más popular de la actualidad, que adoran tanto los fanáticos de los automóviles clásicos como las personas que no están tan empapadas de la historia automotriz.

Para la película se construyeron 11 coches diferentes, con base en el 1967 Ford Mustang Fastback, de los cuales solo quedaron 9, ya que 2 fueron destruidos en la escena del salto en el puente y en la escena final en la prensa. No quiero pensar en ello! Asimismo, aunque en la película lo muestren como un Shelby, debemos decir que el único de estos que aparece en 60 segundos es el que le regalan a Cage al final de la cinta y fue una preparación especial para hacerlo parecer oxidado y viejo.

eleanor-shelby-gt500-1967-atrasss-nico.jpg

eleanor-shelby-gt500-1967-tres-para-el-gusto-de-todos.jpg

Para que comprendan mejor les diré lo siguiente: la empresa Cinema Vehicle Services (conocida por preparar y fabricar modelos para ser utilizados en las películas de velocidad y, lamentablemente, también para ser destruidos) fabricó especialmente para 60 segundos una docena de unidades de Eleanor a partir de varios Fastback del ’67. Entonces Eleanor, aunque lo parezca, en la mayoría de las escenas no es un Shelby Mustang GT500 (solamente al final).

Video del Shelby Mustang en plena acción como broche de oro en este artículo

Actualización:

Gracias a sus visitas y comentarios, este artículo es uno de los más leídos de todo Coches 2.0 y también es uno de los más populares en Internet de todos los relacionados con el legendario y soñado Shelby Mustang GT500 Eleanor de 1967 que es difícil no admirar durante un largo rato cada vez que nos cruzamos con alguna de las imágenes de esta leyenda en 4 ruedas que nunca dejará de seducir con su diseño y potencia.

Las anécdotas relacionadas con esta maquina radical son muchas, pero una de las más interesantes nos lleva al año 2008 cuando los navegantes de Internet se sorprendieron al ver publicado en eBay a nada más y nada menos que el Shelby Mustang GT500 de 1967, mejor conocido como Eleanor. Seguramente muchos quisieron vender hasta a su madre para comprarlo, aunque la lucha por obtenerlo probablemente no fue sencilla.

El modelo que se comercializaba en la tienda de Internet fue uno de los tres automóviles funcionales del Shelby Mustang GT500 Eleanor 1967 utilizados en la película 60 Segundos. Es importante recordar que se construyeron 11 Mustang para la cinta, aunque solo tres funcionaban, ya que el resto de los autos fueron creados para hacerlos añicos o para otros fines cinematográficos.

La subasta en eBay del Shelby Mustang GT500 de 1967 del filme 60 Segundos finalizó el 4 de julio del 2008 y el precio superó con creces los $45.000 dólares. Lamentablemente, los dos modelos restantes que funcionaban en la película fueron destruidos en las escenas del puente y en la trituradora, algo que a muchos les habrá dolido en el alma. Entonces, de aquel legendario filme solo quedó este coche subastado que tenía en el momento de la venta 62.143 kilómetros recorridos y se encontraba almacenado en un concesionario ubicado en Houston, Texas. Una historia verdadera que hace más legendaria a esta leyenda del pavimento de nombre Eleanor.