E-Vade: el bizarro deportivo artesanal australiano

e-vade-1.jpg

David Walter es un teniente de la Marina Australiana que recientemente ha cobrado notoriedad gracias a un capricho personal hecho realidad. Desde hace un largo tiempo rondaba por la cabeza de Walter la loca idea de hacer su propio auto deportivo y con mucho esfuerzo y dedicación, este australiano logró su cometido.
El deseo de llevar a su amada esposa a dar un veloz paseo por las calles de Sydney puede ahora concretarse a bordo del E-Vade, su prototipo deportivo artesanal.

Para que engañarnos, el auto es verdaderamente feo. No quiero minimizar el esfuerzo y las horas de trabajo que pueden adivinarse sobre su azulada carrocería, pero a decir verdad la primera impresión que me causó fue la de estar frente a un auto chocador de un modesto parque de diversiones. Debo confesarlo aunque suene grosero y fuera de lugar.

e-vade-2.jpg

Ni bien lo ví, mi mente me llevó directamente a mi más temprana niñez y a aquellas tardes interminables de juego inocente en el recordado Ital Park…pero este auto tiene otras características, aunque estéticamente me hay hecho recordar tanto a aquellos sobre los que me sentía un auténtico campeón del automovilismo.

El E-Vade es un deportivo casero que pesa 950 kilogramos y que lleva bajo su capó un motor Nissan V6 de 400 CV de potencia homologado para circular por carreteras en su país.
También se habla de la posibilidad de una versión que sería homologada para circuitos con nada más y nada menos que 650 CV y con un peso de 900 kilogramos.

Pero hay más…

El E-Vade tiene una característica distintiva que lo hace muy especial. Este biplaza tiene un botón que al ser accionado eleva al auto separándolo del asfalto por unos 20 centímetros (bastante similar al usado en los Nascar) para facilitar de manera muy original el recambio de los neumáticos.

De esta manera queda presentado oficialmente este bizarro biplaza australiano al que podríamos tildar de muchas cosas, pero del que nunca podremos dejar de reconocer que es muy original.