Seat Duna: de la imaginación a la playa

seat-duna-01

Allá por los años ´70 era bastante común ver a unos buggies muy parecidos a éste por las calles de la ciudad. Estaban bastante difundidos y se trataba de vehículos muy divertidos (como tanto gusta decir por estos días) y con claro destino de un momento de distensión y alegría sobre ruedas.

El mismo criterio ha seguido el creador de éste que hoy les presentamos en Coches 2.0. Se trata de la creación de un joven diseñador oriundo de la ciudad de Valencia en España. Lo ha llamado Seat Duna y desde ya le avisamos que el nombre no va a funcionar, o mejor dicho… sí podría funcionar pero evidentemente ya fue utilizado por Fiat en otros tiempos. Similitud de nombre (sólo eso…) al margen habrá que decir que el auto sería de lo más ecológico y cuidadoso del medio ambiente ya que llevaría una planta motríz de tipo eléctrico.

seat-duna-02

El diseño, fruto de la frondosa imaginación y creatividad de este joven valenciano, goza de varios puntos a favor. En primer lugar el concepto en sí mismo y el resultado final son excelsos. Un diseño agradable y que reúne todas las características necesarias e indispensables para un auto playero en todo el sentido de la palabra. En segundo lugar, el hecho de que esté basado en la plataforma del Volkswagen Up! (un auto de tipo urbano, con motor trasero que ha derivado tiempo después en el Space Up!) es otro punto a favor ¿por qué? muy simple porque siempre es bueno que un auto esté pensado para compartir plataforma con otro que tiene altas, altísimas, posibilidades de entrar en la línea de producción. En definitiva, nunca hay que dejar de lado (también a la hora de crear y diseñar) el costado económico y lo que puede resultar más o menos conveniente a la hora de fabricar un auto.

Dicen que (como detalle más que coqueto, aunque sea un tema para revisar) además tendrá el tablero totalmente hecho con madera de cedro laminado, lo que haría recordar sobremanera, a las viejas y baqueteadas tablas de surf.
Un producto verdaderamente brillante desde lo estético y maravillosamente llevado a cabo desde el concepto mismo. Sería muy lindo verlo hecho realidad algún día.