Accidente en Mónaco con un Ferrari LaFerrari

Ferrari LaFerrari accidentada

La legendaria marca italiana Ferrari acaba de comenzar a entregar las primeras unidades del sensacional Ferrari LaFerrari a sus afortunados nuevos dueños en diferentes lugares. Los bellos ejemplares del super deportivo italiano de la casa del Cavallino Rampante ya están siendo disfrutados por quienes han podido acceder a los mismos, pero a alguno en particular le “han escupido el asado”. Apenas un par de jornadas después de haber recibido su auto italiano, una persona que reside en el coqueto y exclusivísimo principado de Mónaco, sufre y se desvive por las consecuencias de un accidente vial. Lo vemos en la foto de esta nota.
Es cierto que no se trata de un accidente dantesco y que los daños son realmente menores en comparación con otros que hemos visto con anterioridad en este mismo espacio y que también ha afectado a autos sencillamente espectaculares. Los hemos visto de todas formas y color, autos excepcionales, Lamborghini, Porsche, Mercedes, el que sea… siempre nos causará inmenso dolor una situación de este tipo. En este caso, le ha tocado en suerte (mala, por supuesto) al dueño de esta nuevísima Ferrari LaFerrari en la ciudad de Montecarlo.

El choque se produjo tras el encontronazo de frente con un “modesto” y simple Volkswagen Golf común y corriente. El toque no ha dejado grandes secuelas sobre las carrocerías de uno y de otro, pero las huellas del beso frontal entre los autos amerita un inevitable paso por el taller oficial de la marca para hacerle chapa y pintura.

De todos modos, pensar en esta situación -a escasos días de haber recibido y estrenado el auto- da miedo, sinceramente. Por más dinero que tengas y por más buena situación económica y personal tengas como para acceder a una bestia sobre ruedas semejante, la cosa no le gusta a nadie.
Según se ha comentado en redes sociales, los conductores no han sufrido daño alguno y los sistemas de seguridad de los dos autos, los airbags, funcionaron más que correctamente en cada caso.
El choque se produjo en cercanías del Montecarlo Country Club y ¡no podía haber resultado más glamoroso!
Los daños en el Ferrari no parecen reportar gravedad, apenas en la trompa, el guardabarros y algunos leves desprendimientos no serán problema para nadie. Tampoco para su dueño, aunque muy contento -seguramente- no debe estar.