El Dodge Viper regresaría en 2012

La salida de circulación del fenomenal Dodge Viper ha provocado algo así como la generación de muchas leyendas urbanas a su alrededor. Dicen algunos que no ha muerto. Otros en cambio dicen que una vez fallecido, su espíritu quedó revoloteando por este mundo material… y otros, tal vez los más aventurados, aseguran que Elvis se ha comprado uno recientemente para agrandar aún más su colección privada de autos deportivos…
Eso dicen…
Pero más allá de juegos de palabras y de deseos que afloran como una necesidad, lo concreto es que muy posiblemente el Dodge Viper renazca de entre sus propias cenizas y en algún tiempo más se encuentre (de cuerpo y alma) otra vez entre nosotros.

Vamos, que el Dodge Viper es un clásico innegable a esta altura de las circunstancias. No nos equivocamos si decimos que este auto maravilloso ha conseguido en menos tiempo (18 años de vida) casi tantos adeptos como el Ford Mustang, el Chevrolet Corvette o el mismísimo Dodge Challenger y ni que hablar del Chevrolet Camaro. Esto es así indudablemente. Sus records, incluso, hablan por sí mismos…
Y la gente de Dodge lo sabe y nunca lo perdió de vista, ni siquiera en los peores momentos de la crisis financiera que casi hace que todo se pierda de un plumazo. Claro que una cosa es no perder de vista eso y otra muy diferente es seguir adelante con un proyecto que ponía en la calle a un super deportivo que no generaba los ingresos esperados para la compañía.
Ahora la cosa parece estar cambiando y la unión entre Chrysler y Fiat podría terminar reviviendo a este inolvidable modelo, dejando a aquella última unidad producida (ver foto de la nota) en una simple anécdota.
Dicen por ahí que las mejoras en las condiciones económicas y todos los movimientos que se van produciendo tras la unión de Chrysler y Fiat, habrían generado un hueco para que finalmente el Dodge Viper resucite, cosa que según fuertes rumores, podría darse en el transcurso del año 2012.

Esto no significa que ya esté definida la vuelta del modelo a las calles, pero abre una nueva puerta, enciende una nueva luz de esperanza ante la concreta posibilidad de que en 2012 podamos ver finalmente la aparición de un nuevo modelo conceptual que adelantaría las líneas de la nueva generación del Dodge Viper.
Se habla que el diseño exterior no se modificaría demasiado (de hecho creemos que no es necesario, ¿no?) pero en donde sí abría mayores novedades sería bajo su capó. La lógica dice que se mantendría el poderoso motor V10 de 8.4 litros de cilindrada pero esta vez con sistema de inyección directa para poder cumplir con las reglamentaciones sobre contaminación hasta el año 2018.
¿Será cierto? ¿lo veremos nuevamente por las calles?… mientras tanto a seguir creyendo en esas leyendas urbanas que dicen que sigue dando vueltas por allí…