El Dodge Caliber STX 2010 casi sin sorpresas en Frankfurt

Dodge-Caliber-2010-01

El Dodge Caliber STX 2010 ha llegado al Salón de Frankfurt, casi como se esperaba: sin la más mínima sorpresa. Este moderno y compacto SUV, sumamente elegante y de un aspecto más que agradable merecía otra vuelta de rosca que (por lo menos en esta oportunidad) no le han dado.
No se puede decir que el nuevo Dodge Caliber no sea un producto interesante ni mucho menos, pero lo que le ha faltado para esta nueva generación era un cambio que saltara a la vista y no uno de esos restyling que hay que terminar explicando.

Dodge-Caliber-2010-02Dodge-Caliber-2010-03

Los conocedores a fondo del Caliber notarán sólo algunos mínimos cambios en lo que hace a su estética, resumiéndose éstos (los cambios) tan sólo a la gama de colores y el diseño de las llantas del vehículo.

Dodge-Caliber-2010-04

En donde sí se notan mayores modificaciones es en el interior ya que a través de la utilización de nuevos materiales y el aporte de un nuevo tablero de instrumentos, la cosa da la sensación de gran renovación, aunque tan sólo sea una cuestión de contraste con lo que pasa en el exterior.
De los comentarios surgidos de la prensa especializada en el Salón de Frankfurt, se pudo sacar en concreto que esos cambios interiores no han sido (a priori) suficientes o por lo menos de la calidad esperada para esta oportunidad.

Dodge-Caliber-2010-05Dodge-Caliber-2010-06

Por eso decimos que el Dodge Caliber STX 2010 está pasando por el Salón de Frankfurt casi sin sorpresa y sin pena ni gloria. Está ahí y si bien es un vehículo bastante bien logrado no acapara la atención de los visitantes a la muestra alemana.
Si tuviéramos que destacar algo del nuevo Caliber para 2010, habrá que detenerse puntualmente en la planta motríz que para este caso es un 2.2 CRD de Mercedes Benz que llega hasta los 163 CV de potencia y que hace un buen hincapié en el ahorro de combustible al mismo tiempo.
Por lo demás, no mucho más para destacar. Ha llegado el Dodge Caliber STX 2010, pero es como si nunca se hubiese ido… o, lo que es peor, parece que estuviéramos frente al modelo de siempre.
Por lo menos hay una buena galería de fotos, pero era necesaria una más efectiva renovación.