Opel le pide el divorcio a General Motors

opel-y-gm

A los amigos de la General Motors (como se dice vulgarmente en el barrio) les están cascoteando el rancho y hacen agua por todos lados. No hay descanso desde hace ya un tiempo a esta parte y a las negras novedades y a las determinaciones antipáticas ahora habrá que sumarle algún intento “independentista” por parte de Opel que, dicho sea de paso, no está haciendo otra cosa más que intentar sobrevivir y no irse a pique junto con GM.

Es que literalmente hablando, los alemanes de Opel le están pidiendo oficialmente el divorcio a General Motors, pero para eso (como si GM fuera la esposa dolida del caso) deben contar con la impresionante cifra de 3.300 millones de euros, cosa que aparentemente conseguirán de parte de los gobiernos de Alemania, Inglaterra y España, lugares en donde la marca tiene fábricas de producción de vehículos.
La idea de Opel es la de quedarse con todo el apoyo tecnológico que puede aportarle una empresa como General Motors, pero la empresa norteamericana piensa al mismo tiempo conservar el 30% de las acciones y todas las patentes de los últimos trabajos hechos con Opel, cosa que significaría (contrariamente a la idea inicial de Opel) que los alemanes no podrían contar con esa tecnología deseada de la que hablábamos antes.

Extraoficialmente se dice que General Motors piensa deshacerse de entre un 25% a un 50% de las acciones de Opel (seguiría teniendo un alto porcentaje de todos modos).
Por otro lado, en medio de esta movida, la casa Vauxhall pasaría a ser propiedad de los amigos de Opel.

Según fuertes y creíbles trascendidos no sólo los gobiernos de Alemania, Inglaterra y España ayudarían a Opel a salir de esta situación límite, sino que además desde la Asociación Europea de Concesionarios Opel EURODA, han confirmado oficialmente que darán todo el apoyo necesario a la marca alemana para que lleve adelante su proceso de reestructuración y salga de la situación en la que está.
Para finalizar, Opel hablará directamente por estos temas con la Canciller alemana, Angela Merkel.