Dispositivo de Toyota que advierte si se circula por el carril contrario

No hay caso… no hay crisis que valga, no hay inconveniente que pueda lograr que la casa japonesa Toyota siempre esté buscando las mil y una maneras para ubicarse un paso adelante que los demás.

Si los japonenes ya son cabeza de león en materia de tecnologías híbridas y sus autos enchufables (entre otras cosas) no se han quedado dormidos en los laureles y van, definitivamente, por más: ahora planean incursionar de una manera sencillamente fenomenal en el área de la seguridad. Lo explicamos.

Las diferentes Direcciones Generales de Tránsito en el continente europeo están atestadas de denuncias de accidentes provocados por conductores que se pasan al carril contrario. Los motivos pueden ser varios, por supuesto. Están las distracciones (in)evitables, los conductores que por algún motivo se quedan dormidos al volante, la imprudencia por la imprudencia misma y tantos otros motivos más, pero lo cierto es que este tipo de accidentes (los que se producen cuando un auto se cruza al carril contrario) son cada día más frecuentes y eso es algo que preocupa. Y la preocupación no es sólo de las diferentes Direcciones Generales de Tránsito de Europa, sino también de algunas automotríces, como por ejemplo, Toyota.

Lo cierto y concreto es que Toyota se mete de lleno en esta tan complicada problemática y ya mismo está planeando tener listo un sistema de seguridad que se podría incluír en muchos de sus modelos a partir del año 2012.

El dispositivo, según algunos trascendidos, iría directamente conectado al GPS del auto para lograr conseguir la correcta ubicación o localización del mismo (o sea que hará las veces de medidor real) y avisar de inmediato al conductor y los ocupantes del vehículo en caso de producirse un sospechoso e indeseado cruce o cambio de carril.

El sistema también se valdrá de las funciones de un giroscopio, como así también de la velocidad real del auto y de otros datos que provendrán directamente de la dirección, la suspensión del auto y por último de los pedales.

Si bien ya se está difundiendo esta noticia, se sabe que el sistema está aún en plena fase de pruebas, aunque los técnicos e ingenieros de Toyota aseguran que a partir del año próximo (2012) se encontrará disponible de manera opcional en gran parte de su gama de modelos (sobre todo en aquellos vehículos que superen los 4 metros de longitud). De ésto último se podría llegar a entender que modelos como el Toyota Aygo o el Yaris no llegarán a contar con el sistema de seguridad.