El día que se detuvo la limusina blindada de Obama

A veces deben suceder algunas cosas para demostrarle a cierta gente que los límites existen, para todos por igual. No importa ya si ese señor “casi todo poderoso” viaja en una impresionante limusina que más que tal es una fortaleza de guerra sobre ruedas. No importa, no señor…
Barack Obama es otro de los presidentes de los Estados Unidos que, fiel al estilo “requerido” para los mandatarios del país más dominador y poderoso del planeta, hace gala a diario del prácticamente ilimitado poder que tiene sobre los demás. Así siempre ha sido y así siempre será con esta gente que en nombre de la libertad y la paz hace por lo general cosas incomprensibles. Creen que no tienen límites, creen que no existe el modo de ponerles freno. Bueno, hay una buena nueva… parece que las cosas no son siempre lo que parecen.
Es que este Premio Nobel de la Paz que está empecinado en seguir metiendo bala a diestra y siniestra por doquier, viaja cada día en esta fantástica limusina GM que tiene resistencia a ataques con armas poderosas, que es capaz de preservar a sus ocupantes del uso de las armas químicas gracias a la efectiva estanqueidad de sus gruesas puertas blindadas y bla, bla, bla… Todo lo que se puedan imaginar.

Lo que no tenían en cuenta a la hora de generar esta fortaleza bélica disfrazada de auto de los emisarios de la paz mundial, es que una simple e inofensiva rampa, un “lomo de burro” de cemento a las puertas de la embajada norteamericana en la ciudad irlandesa de Dublín (Barack Obama se encontraba de visita allí), podía ser uno de los obstáculos más complicados de sortear. Duro momento para ellos. En medio de la goleada es bueno concretar a favor nuestro (la gente común) el gol del honor. No podemos, ni queremos imaginar la tremenda sensación que les habrá provocado a los agentes del servicio de seguridad de Obama este inaudito inconveniente. Más de uno habrá “sudado la gota gorda” y algunos otros aún deben estar dando alguna explicación por el incidente, pero lo cierto es que tan sólo ha quedado un mensaje: hombre poderoso, se ha inventado tu límite…

El histórico (y casi desopilante hecho) se produjo el 23 de mayo de 2011 ante la mirada atónita de varios curiosos que tras unos segundos de incredulidad se tomaron el tema a risa, como debe ser… y que se preocupe quien se tiene que preocupar. Y vaya uno a saber cómo cuernos lo han sacado a Obama de ese berenjenal…
En los videos de esta nota, podés disfrutar del extraño suceso en tierras irlandesas. Algo imperdible.