FAB Design en el Salón de Ginebra: ¿tuning o asesinato? no hacía falta llegar tan lejos

fab-1.jpg

El Salón de Ginebra es la vida misma. Allí pueden convivir todo tipo de personalidades, todas bajo un mismo techo, todas diferentes. Allí te puedes encontrar con lo más selecto del mundo de la industria automotríz como así también con lo peor de lo peor. Y en todos los casos nada ni nadie pasa inadvertido.

fab-2.jpg

Hablando de pasar inadvertido…
En un sector de la muestra en Suiza tuvimos que desenfundar nuestros salvadores anteojos para sol. Se hacía súmamente necesario. Por un instinto de conservación natural.
Un destello frenético y caliente pudo verse en un rincón y por un momento más de uno habrá pensado que algo había explotado allí. Y en cierta medida… había sido así.

fab-3.jpg

Desde el stand de FAB Design un grupo de Mercedes Benz claman justicia y castigo para quienes no han sabido diferenciar entre un auto tuneado y uno asesinado. Tal es el caso de este Mercedes Benz de rabioso color naranja amarillento que se presenta en el Salón en donde tantas bellezas y maravillas podemos encontrar. Sin embargo también hay de esto…

fab-4.jpgfab-5.jpg

Te lo dije. El lugar es como la vida misma. Un refinado Spyker C8 puede estar al lado de este Mercedes Benz desfigurado sin piedad por la gente de FAB Design. Y todo como si nada…

En este auto poco y nada queda de otro color que no sea naranja amarillento. Hasta el interior, los tapizados y el volante están invadidos por esta tonalidad cromática que puede apreciarse claramente desde la Luna.

El detalle grotesco lo completan el volante y los asientos con una especie de cuero imitación de piel de cocodrilo (también en el mismo color…) que lo trasnforman definitivamente en un auto irrecuperable.

Hay cosas de las que nunca se vuelve. De aquí, de esta ridiculez, tampoco se consigue boleto de vuelta.