2007 Design Challenge – Primera parte: Volkswagen SlipStream, el diseño ganador para el auto de 2057

vw-slipstream-1.jpg

Desde hace algún tiempo el 2007 Design Challenge es una pieza clave en el Los Angeles Auto Show. Y cada año cobra mayor relevancia e importancia.
El Challenge es un verdadero concilio de los mejores y más afilados diseñadores de la industria automotriz.
Este año, se ha llevado a cabo una vez más y según expresaron los organizadores y el jurado, ha resultado un verdadero éxito, en todo sentido, por laa respuesta del público y por los trabajos presentados. La elección del diseño ganador, ha tenido visos de una “hermosa pesadilla”. Imposible darle el más alto escalón del podio a uno en particular. Pero así debía ser. Y así fue.

vw-slipstream-2.jpg

La consigna fue de lo más arriesgada y sin red que se haya podido proponer: proyectar el medio de transporte de la raza humana para el año 2057.
Empresa hermosa y complicada a la vez. Y los diseñadores se animaron. Y los resultados fueron tan sorprendentes que casi no se encuentran las palabras para calificarlos.

En esta primera parte, nos referiremos exclusivamente al diseño ganador: el Volkswagen SlipStream.
De otro mundo. Punto.

vw-slipstream-3.jpg

El proyecto estuvo dirigido por un nombre que seguramente hará historia alguna vez, Derek Jenkins.

¿Qué decir del Volkswagen SlipStream? Mucho y tan poco al mismo tiempo. Mucho porque es algo tan novedoso y tan creativo que deberíamos dedicarle horas enteras a su análisis. Y tan poco, porque las imágenes y algun corto speech lo dirán todo por sí solas.

La idea básica (si se la puede minimizar de esta manera) es la de un auto unipersonal que puede variar su posición de vertical a horizontal de acuerdo al espacio disponible en el lugar por el que transite.
La forma de misil-habano, sutil y agresiva del SlipStream se podrá acomodar de acuerdo a las circunstancias variando su andar desde lo vertical a unos 20 Km/h., hasta la definitiva y final horizontal con la que superará los 250 Km/h.

vw-slipstream-4.jpg

De lo más osado y extremo del consurso. Aunque los competidores (ya verán) no se han quedado muy atrás.

El Volkswagen SlipStream se ha quedado merecidamente con el premio mayor por muchos y sobrados motivos, presagiando un futuro con soluciones increíbles, innovadoras y esperanzadoras para los días por venir