Delta E-4 Coupé: eléctrico y ¡con más de 300 kilómetros de autonomía!

La compañía británica Delta Motorsport se ha destapado con algo genial: tal vez no sea estéticamente de lo más bello y atractivo que hayamos visto jamás (no lo es), pero como producto en sí mismo es de lo más interesante. Se trata del Delta E-4 Coupé un auto totalmente eléctrico que, dejando de lado su estética de dudoso gusto, le ofrece al usuario una fenomenal autonomía de 300 kilómetros (322 kilómetros si es que queremos ser más precisos). ¿Nada mal, no es cierto? Veamos algo más en detalle de qué se trata.

La inspiración, sin lugar a dudas, ha llegado de la mano del fantástico Tesla Roadster, claro está. El Delta E-4 Coupé tiene en su interior dos motores totalmente eléctricos (que dicho sea de paso pesan tan sólo 23 kilogramos), los cuales pueden generar separadamente 120 CV de fuerza cada uno, logrando una muy aceptable (fenomenal podría decirse) autonomía de 200 millas (o sea, los anteriormente mencionados 322 kilómetros).
Teniendo en mente el peso de cada una de las baterías (algo que siempre causa inconvenientes o dolores de cabeza en este tipo de autos) en Delta Motorsport han buscado lograr una perfecta distribución del peso en el auto, consiguiendo además un peso general del coche que es lo más ajustado posible.
En este aspecto, el Delta E-4 Coupé es algo notable: tiene un chasis construído en carbono KS que pesa (casi nada) apenas 85 kilogramos, lo que equivale a un 66% menos que si se tratara de una estructura hecha en acero.
Esto, que aparentemente significaría contar con un chasis endeble y problemático, no es así en absoluto: el chasis del Delta E-4 Coupé es lo suficientemente robusto y resistente como para haber superado exitosamente las exigentes pruebas de choque de la Unión Europea.

Las prestaciones del auto son muy aceptables, veamos: entre los dos motores en conjunto se obtiene más de 600 Nm de par motor (lo que se consigue desde el mismísimo instante en que el conductor comienza a apretar el pedal del acelerador) y logra acelerar de 0 a 100 km/h. en menos de cinco segundos (leyeron correctamente: menos de 5 segundos…). Su velocidad final no está nada mal: 240 kilómetros por hora para que este auto sea definitivamente un combo perfecto y más que apetecible.
Otro punto a favor es que su centro de gravedad es muy bajo, debido fundamentalmente a que las baterías están ubicadas justo por debajo del piso en el habitáculo, algo muy acertado por cierto.
El Delta E-4 Coupé participará el 5 de noviembre de 2011 en el RAC Car Challenge, una competencia de autos eficientes que unirá las localidades de Brighton y Londres (distancias entre sí por 100 kilómetros) y cuyo objetivo será lograr el menor consumo de energía posible.