Decoraciones curiosas: dos vehículos en uno

No desearás el vehículo de tu prójimo.
De esta manera podríamos decretar como válido a un inexistente mandamiento automotor, destinado a quienes desean lo que tienen los demás.

Tantas veces te habrá pasado. Tantas veces me ha sucedido. A vos, a mí, a todos.
Tengas lo que tengas, manejes lo que manejes, siempre querrás más. Siempre buscarás un modelo mejor.

2en1-1.jpg

Los amantes de los fierros somos así. Insaciables. Inconformistas. Siempre mirando más allá.
Buscando sensaciones nunca antes experimentadas, nunca antes vividas.

Si tu auto va a 180 km/h. pues entonces querrás uno que lo haga a 250. Si tiene uno de 6 cilindros, allí nacerá el deseo de subirte a uno de 8.
Y así siempre.

No es algo que vea como criticable. Muy por el contrario, lo veo como una incansable búsqueda de la plena satisfacción, del puro placer. Ganas de progresar, de mejorar. De ir más allá. De dejarse llevar por la ilusión.

Hay quienes desean y pueden tener.
Hay otros que ya se han hecho a la idea y han encontrado la manera de logralo… a muy bajo costo…

2en1-2.jpg

Si no puedes tenerlo, entonces pintalo, parece ser la idea.
Como estos tipos y sus vehículos de las fotos. Allí está ese impresionante Mazda entremezclado con una camioneta.
Y ahí está esa super moto adosada a un pequeño compacto.

Ahora ya lo sabés.
Si tienes el dinero, podrás tener otro auto.

Y si no lo tienes, también.