Daihatsu Mud Master-C: un Paris-Dakar de bolsillo

daihatsu-mud-master-1.jpg

Allá por los lejanos años ´80 habían llegado a la Argentina los primeros vehículos importados y entre ellos se destacaba las simpática figura del “pan lactal” de Daihatsu, una especie de mini furgoneta frontal con puertas que se abrían lateralmente. Proliferaron por todos lados y luego con los años, desaparecieron y se transformaron en pequeñas leyendas rodantes. Se fueron, tal vez, hacia tierras o dimensiones lejanas… pero volvieron. Corregidas y aumentadas. Transformadas en verdaderos vehículos aptos para un Rally París-Dakar de bolsillo, muy personal. Sólo tuyo.

Aquellas pequeñas furgonetas japonesas de la edad dorada del importado, ahora vienen en otro envase, más poderoso, más intimidante, más motivador…

Se trata de un nuevo Concept llamado Mud Master-C, que es digno de toda admiración. Provocador de toda sorpresa. Generador de alta emoción.
Su figura, queda claro luego de la anterior introducción, rememora a la de aquellas viejas camionetitas que supimos conocer. Pero las similitudes, obviamente, no pasan de eso.

Con la Mud Master-C, un poco en serio, un poco en broma, podrás hacer lo que se te antoje. No habrá límites. No habrá río demasiados profundo. Ni montaña suficientemente alta. Ni quebradas tan profundas. Nada te detendrá…Nada.

daihatsu-mud-master-2.jpg

¿Buscabas versatilidad?, pues bien, acá la tenés… Y en forma.
El Daihatsu Mud Master-C ofrece innumerables posibilidades de adaptación y modificación de su espacio interior.
Es una verdadera obra maestra en este sentido.
La disposición de las cosas en su interior puede cambiarse en un minuto y con resultados asombrosos. Cosas pequeñas, cosas grandes, de una forma, de otra. Todo entra. Todo se adapta. Todo encaja a la perfección…

Es un todo terreno práctico, maniobrable. En en el cual quien viaja se siente a gusto, con espacio para el disfrute, con variantes innovadoras y revolucionarias. Con oportunidades para el confort, la habitabilidad y las prestaciones.

El Daihatsu Mud Master-C, aunque pueda parecerlo, no es un un vehículo inocente, naif. Ni cerca. No se amedrenta ante nada ni ante nadie. No conoce la palabra “Stop”. No importa el terreno, el clima, las circunstancias. Avanza. Sube. Trepa. Transporta. Viaja. Deja soñar.
Te anima al desafío.