Milagro de un Mitsubishi Lancer EVO en Polonia

Si alguna vez hemos visto en este espacio accidentes de los más inusuales, éste que hoy nos ocupa no se queda atrás en absoluto. El caso tan particular de este Mitsubishi Lancer EVO llega directamente desde las lejanas tierras de Polonia y muestran un episodio sucedido recientemente e el Rally de Rzeszowski. Los videos que te presentamos deberían ser catalogados como una clase magistral de pericia al volante y, fundamentalmente, unos nervios de acero y a pruebas de bala. Yo creo que (más allá de la inmensa fortuna que tuvo esta dupla que viajaba sin dramas a bordo del Mitsubishi) aquí puede quedar más o menos en claro la diferencia entre manejar un auto y ser un verdadero piloto de carreras. A cualquier mortal le temblarían las piernas y todo lo que pueda temblar tras pasar unos tremendos momentos como los que se ven en los videos.

El Mitsubishi Lancer EVO se disponía a encarar una curva, aparentemente sin complicaciones bastante abierta y hacia la derecha, cuando de repente comienza producir un derrape controlado con las ruedas traseras dando la sensación de ir más rápido que las delanteras pero sin hacer pensar en nada fuera de lo normal para el mundo del rally. Sin embargo, tal como se ve, el auto se desliza tal vez más de lo debido hacia la parte externa de la curva tras la cual (y disimulado entre la arboleda) hay un zanjón bastante traicionero y profundo. Si habíamos creído alguna vez que todo ya lo habíamos visto, bien equivocados que estábamos: el auto “amaga” a caer de costado (y casi de cola) en el barranco, se pone totalmente de costado sin perder nada de velocidad y se inclina marcadamente hasta dejar sus dos ruedas del lado derecho totalmente lejos del asfalto, haciendo temer un vuelco inevitable e inminente.

La vida te da sorpresas… y así las cosas, el piloto muy bien aferrado al volante (y seguramente a su fe) logra sacar al auto de esa complicada situación, no sólo evitando el vuelco, sino además recobrando la postura normal del auto sobre la resbaladiza pista para continuar como si nada hubiese pasado.
Si ver el video “desde abajo” del auto vale la pena, hacer lo mismo pero a través de la cámara a bordo resultará sencillamente imperdible. No te pierdas los increíbles videos.