Cuando mucha información puede ser peligrosa

carteles.jpg

La señalización en carreteras y rutas es útil y necesaria, pero, como todo en la vida, en su dosis justa.
Hay casos para todos los gustos en esta materia. Las hay rutas con una señalización peligrosamente inexistente y también las hay de las otras.
Un ejemplo claro y contundente sobre como demasiada información puede resultar negativa, es la foto que ilustra a esta nota.

Viajando por las apacibles rutas de la región de Toscana en Italia, podrás toparte con una cantidad indiscriminada e irrespetuosa de señalizaciones de tránsito que, más allá de hacerte más placentero el viaje, te lo pueden complicar.

A alguien con no muchas neuronas se le ha ocurrido la bendita idea de invadir al viajero con carteles de todo tipo y color. Esto, más allá de la sonrisa inicial que nos puede despertar, es súmamente inapropiado y peligroso.

Los responsables deberían tomar cartas en el asunto rápidamente, en primer lugar para evitar confusiones y accidentes en la zona y en segundo lugar… para no dejar tan al descubierto su incapacidad tan alarmante y llamativa.