La peor crisis de la historia para BMW

bmw-en-llamas.jpg

Pocas veces la cabeza de una de las empresa líderes a nivel mundial en materia automovilística ha sido tan clara, tan tajante y tan contundente a la hora de describir la situación actual. En declaraciones a un periódico alemán, el CEO de la casa BMW, Norbert Reithofer, ha lanzado una frase lapidaria que (lamentablemente) no es excluyente de BMW. Reithofer se ha encargado de decirle a propios y extraños, a quien quiera escucharlo en definitiva, que BMW se encuentra en una situación que bien puede ser calificada como la peor de toda su historia.

Es cierto que BMW ha prácticamente duplicado sus ventas desde el año 1.999 a esta parte, pero llegó lo que nadie esperaba, lo que nadie tenía en sus planes y entonces todas las positivas previsiones de acá al futuro se han caído en un segundo como si se tratara de un castillo de naipes en medio de un tornado.
La crisis económica y financiera mundial ha llevado a que se reconozca que la firma bávara atraviese su período de más turbulencia sin lugar a dudas.

Y en esto la gente de BMW no se encuentra sola. Recientemente también Boss Zetsche, presidente de Daimler-Benz, ha reforzado esa misma idea de Reithofer diciendo que las empresas automotrices alemanas (obviamente también la suya) se encuentran en una situación que retrotrae la memoria a las negras épocas de la Segunda Guerra Mundial.
Por su lado el presidente de Volkswagen también se ha encargado de declarar que su empresa todavía no tiene clara la magnitud real de la crisis (todavía no han tocado fondo) y que como viene la mano les resultará imposible evitar despidos, suspensiones y otras medidas antipáticas (como otros) y dramáticas por cierto.

Ni hablar que si en Europa la cosa está en llamas, el tema en los Estados Unidos está más que insostenible y la temperatura promete seguir subiendo.