Cosas que no debes hacer en el auto

auto recargado

Más de uno de nosotros estará pensando: “Yo me las sé todas arriba de un auto”. Y puede que sea cierto, lo que no implica que no hagamos a diario algunas cuantas cositas que definitivamente pueden llegar a terminar muy mal… o bien que simplemente estemos desprevenidos…

Vamos, a más de uno le habrá sucedido, estar en el auto y hacer pequeñeces o cosas más importantes que siempre tendrán sus consecuencias, aunque (incluso) no las llegamos a advertir.

Anoche, con la cabeza apoyada en mi almohada pensaba… más de una vez he salido indemne de situaciones a las que debería haberle prestado mucha más atención. La suerte tantas veces ha estado de mi lado. ¿Y vos has estado en alguna situación que te haya dejado como lección que hay determinadas cosas que nunca debes hacer en un auto?
Veamos algunos ejemplos…

Nunca aceptes que ese amigo que trabaja de sereno todas y cada una de las noches de su vida, te pase a buscar con su auto. Nunca. Jamás lo olvides…

dromido al volante

Nunca aceptes que te lleve a casa esa amiga que se gana el pan diario trabajando de modelo y que, como si fuera poco, tiene deformación profesional…

Coqueta al volante

Jamás viajes en el auto de tu amigo el empedernido fanático del fútbol mientras escucha el partido por la radio.
futbol en el auto

Trata de no leer los WhatsApp que envía tu suegra

Miedo al volante

Nunca jamás, por nada del mundo aceptes que te pase a buscar tu hijo, el mismo que acaba de estrenar registro de conducir…

Inexperto al volante

Finalmente, un sabio consejo, muy “profundo” si se quiere: por nada del mundo te metas los dedos en la naríz mientras estás aguardando que se encienda la luz verde del semáforo. Siempre, indefectiblemente, siempre habrá alguien que te vea…

nariz en los semaforos