El Corvette ZR1 baja su tiempo en Nürburgring

corvette-zr1-nurburgring-1.jpg

No se sabe a ciencia cierta si el Nürburgring, ese impresionante infierno verde alemán, es una mítica pista de carreras de esas soñadas o si es efectivamente un campo de batalla.
Es que ya nos tienen (afortunadamente) acostumbrados a eso de medir fuerzas sin piedad sobre el interminable asfalto que atraviesa los Montes Eiffel. Las diferentes marcas buscan el trazado casi como una obligación, casi como una cuestión de estado, como si se tratara de jugarse la reputación y el prestigio con cada metro recorrido.
Y nadie se quiere perder entonces esas frenéticas vueltas que terminan cuando los números (irrefutables) del cronómetro se detienen para decidir la suerte corrida y determinar quien se va quedando con el “momentáneo” título de Rey del Nordschleife.

En el caso de esta nota, el Chevrolet Corvette ZR1 ya se había pegado unas vueltas rápidas por el Nürburgring superando por unos segundos a la vuelta que había conseguido el Nissan GT-R.
Obviamente la gente de General Motors (los otros, los de la competencia tampoco) no se iban a quedar con los brazos cruzados y decidieron mandar a la extensa pista alemana al danés Jan Magnussen para que intentara bajar el propio récord del Corvette en el serpenteo alemán.
Y lo logró finalmente, marcando un más que interesante tiempo 7:22,4 o lo que es lo mismo 3 décimas más rápido que lo que había hecho el Dodge Viper ACR y unos impresionantes 4 segundos más veloz que lo que había marcado el Nissan GT-R.

Y así, la discusión parece haber terminado, por lo menos por un tiempo…