Mini Cooper con el sello de Hamann

mini-cooper-r56-hamann-01.jpg

Si hablamos de meter mano sobre un Mini Cooper, a Hamann experiencia no le falta en absoluto. Cada uno de sus trabajos ha sabido mostrar una personalidad más que distinguida, siempre con el infaltable acompañamiento de detalles de terminación de excelencia y un exquisito gusto desde el punto de vista estético (muy en sentido contrario a otras cosas que se han visto por ahí sobre un Mini…).

La gente de Hamann ya había comenzado a trabajar sobre este kit de potenciación ni bien salió el Mini Cooper en 1.996 y ahora aprovechando su renovación, sale a la cancha con su trabajo sobre el Mini Clubman.

mini-cooper-r56-hamann-02.jpg

El trabajo de Hamann se nota fundamentalmente en lo que hace a la potencia del auto que a raíz de las modificaciones introducidas pasó nada más y nada menos que de 174 a 204 CV de potencia.
Los cambios le valieron además al Mini Cooper preparado por Hamann ganar medio segundo en aceleración de 0 a 100 Km/h. y tener 5 km/h. más de velocidad de punta.

Pero en Hamann no son de dormirse sobre los laureles y como “sorpresa especial” para este kit de potencia y mediante la utilización del Sportkit CS 230 que le saca máximo provecho a la electrónica y gracias a un nuevo filtro de aire, esos generosos 204 CV pueden a su vez llegar hasta los 230 CV finales.
¿Ven? Hamann se tomó un largo tiempo para salir al ruedo nuevamente, pero la espera ha valido la pena y Hamann ha pagado con creces con este impactante y endemoniado Mini Cooper S.

mini-cooper-r56-hamann-03.jpg

Algo similar sucede con el Mini Cooper D, que también gracias al trabajo de los preparadores llega ahora desde los 110 a los 136 CV de potencia finales.

Además en todos los modelos se encuentran las llantas de nuevo diseño con los neumáticos Hankook 225/35 ZR, mientras que el chasis fue rebajado en 5 centímetros.