Un Mini Cooper de Hamann con ruedas naranja deslumbra en el Essen Motor Show

Creo que no sería descabellado decir que el “tuneado” de autos es un nuevo arte. O una nueva forma de llevarlo a la práctica. Es más, creo que sería… justo.
Algunos podrán coincidir con esta apreciación y otros estarán tratando de averiguar mi domicilio para poder golpearme.

mini-1.jpg

Todo es discutible, pero por lo menos lo dejo planteado. Creo que hay casos y casos, pero en definitiva el “tunear” autos no deja de tener también sus méritos.
La gente de Hamann no es la excepción (¿son los mejores en esto?).

En ocasión del Essen Motor Show han presentado este (¿atractivo?) Mini Cooper blanco con unos impresionantes neumáticos naranja. Muy bonita, desde ya , la combinación de los colores elegidos.

El lugar, como era de esperar, se colmó de gente. Los fanáticos fierreros pudieron darse el lujo de ver este ejemplar tan único como venerado y defenestrado. Todo al mismo tiempo.

mini-2.jpg

Es como un cuadro.

Algunos lo supieron admirar y otros se acercaban, se alejanban, giraban sus cabezas y fruncían su ceño como buscando la mejor perspectiva o tal vez alguna posible explicación. Puede gustar o no. De hecho, así sucede.
Después de todo es sólo un auto de exhibición y como en tantos otros casos, la idea es la de mostrar creatividad y exclusividad para darle un marco pintoresco al evento en sí.

Ahora que la polémica sobre este tipo de trabajos ya ha quedado planteada, podemos agregar algunos interrogantes más. Si te animas a llevarlo por las calles de Buenos Aires, con sus “pintorescos” y “característicos” baches o por sus (por lo general) rutas en no tan buen estado de manutención… ¿cuánto tiempo pueden durar tan coloreadas esas magníficas ruedas naranja?

mini-3.jpg

¿Ves? Nadie lo ha pensado en serio. Ni los de Hamann. Ni vos. Ni yo. Nadie cree que este Mini con ruedas color naranja pueda sobrevivir en las calles del mundo normal.

Este fierro pertenece a otro lugar. Que nadie ha visitado aún…