Confirman que Alfa Romeo y Mazda producirán en conjunto el Spider y el MX-5 en Hiroshima

Hace un tiempo relativamente largo lo habíamos llegado a comentar como una posibilidad a futuro y ahora, rápido, muy rápido como suelen circular estas noticias, llega la confirmación casi oficial de la noticia. El acuerdo tan mentado entre la casa japonesa Mazda y los italianos de Alfa Romeo es ya mismo una concreta realidad y finalmente se acaba de confirmar que Mazda estará produciendo más temprano que tarde en su planta radicada en la localidad japonesa de Hiroshima, a los modelos MX-5 (de su propiedad, claro) y también al Alfa Romeo Spider de la afamada y tradicional casa italiana.
Gracias a (y por medio de) este acuerdo realmente muy significativo e importante, la marca japonesa se ha comprometido a colocar en la línea de producción y plataforma (la cual será compartida, claro está, por los dos modelos nombrados) a los MX-5 y Spider justo a tiempo para que lleguen a las calles y los concesionarios de las respectivas marcas en el año 2015.

No es poco lo que se ha firmado y no es menor este tipo de acuerdos. De esta medida y acuerdo firmado entre Mazda y Alfa Romeo, se desprende un gran y notable beneficio para las dos casas en lo que hace a costes de producción, un tema realmente crucial y vital para más de uno en los tiempos que corren.
Como bien se sabe, los dos modelos a ser producidos conjuntamente comparten muchas de sus características principales. Son autos biplaza, deportivos, descapotables de tracción trasera e incluso su estética también tiene bastantes puntos de contacto y en común podría decirse. Con esta nueva manera de producir autos, Alfa Romeo se asegura prácticamente un retorno a su viejo y fiel estilo de deportivos compactos, mientras que Mazda prepara el terreno de la mejor manera como para ir asegurándose que la llegada de esta nueva generación del MX-5 le depare alegrías y nada más que alegrías, convirtiéndose casi con total seguridad, de la noche a la mañana en uno de los modelos más vendidos de la rica historia de la casa nipona.

Los beneficios para ambos son más que claros. Mazda tendrá de esta manera un MX-5 absolutamente renovado y con destino de éxito inequívoco, mientras que Alfa Romeo podrá darle nuevamente el lugar merecido en el mercado a su clásico descapotable que había comenzado a fabricarse allá lejos y hace tiempo en 1966 y que nunca debió haber dejado (perdido) su lugar dentro del abanico de ofertas de la casa italiana.
Ahora ya todo está firmado y acordado para que estos regresos esperados sean una realidad en un tiempo más.