Confirmado: Jaguar y Land Rover pasan a manos de Tata

tata.jpg

Detrás de las luces de colores y los fuegos artificiales de la gran fiesta del mundo motor en nuestros días, vale decir el Salón de Ginebra, hay otras cosas que están sucediendo. Y no son menos importantes o de menor relevancia.
Es más, me atrevería a decir que son tan importantes como el mismísimo salón.

En estos días se estará haciendo oficial el anuncio de la compra por parte de Tata, el nuevo gigante de la industria automotríz india, de las legendarias y prestigiosas marcas inglesas Jaguar y Land Rover.

Dato al margen: pensar que a mitad del siglo XX los británicos dominaban a diestra y siniestra a la India y ahora unos cuantos años después se ha dado vuelta la taba y una “modesta” (bien marcadas las comillas…) empresa automotríz como Tata se hace de los servicios de dos símbolos británicos por excelencia…
En fin, datos históricos, simpatías y antipatías al margen, lo concreto es lo que te cuento. Ahora la historia se cuenta desde el otro lado y los indios compran cosas de los ingleses… Las vueltas de la vida.

Por estas horas se debe estar dando el toque final al documento entre las partes para dejar sellado este acuerdo. Seguramente esta semana se hará oficial el anuncio y entonces sí, Tata entrará por la puerta grande al mundo civilizado de los autos y comenzará rápidamente a construír el puente que lo acerque a un mercado más globalizado e internacional. O lo que es lo mismo, lo coloque en la gran vidriera en la que todos quieren estar.

Si bien la venta ya ha sido concretada no es menor el siguiente dato. Ford seguirá proveyendo de motores, transmisiones y plataformas para los modelos de Jaguar y Land Rover que han sido modificados recientemente a los indios, ya que Tata no se encuentra en las condiciones ideales para poder poner en práctica esta titánica tarea en este momento.
Este proceso de entrega de materiales por parte de Ford hacia Tata se extenderá por el espacio de cinco años y luego se dejará sin efecto.