Confirmado: berlina eléctrica de Tesla con apoyo de Schwarzenegger

tesla-y-schwarzenegger.jpg

Si no me hubiesen asegurado por Dios y todos los santos juntos que ésto es real, hubiese muerto pensando que se trata de una historia fantástica, de ciencia ficción, digna de una película de Arnold Schwarzenegger

¡Hey! ¡Miren, allí está el bueno de Arnold! ¿Qué está haciendo ese buen hombre allí? Pues… lo que debía hacer. Como gobernador del importantísimo estado de California el ex actor austríaco devenido prominente político se ha presentado en las instalaciones de la casa Tesla Motors en la localidad de San Carlos para hacer algunos anuncios que… de paso según parece, le significarán algún rédito… (ya les explicaré…)

Resulta que el gobernador californiano anunció bien paradito en un estrado que la marca Tesla se quedará finalmente en los Estados Unidos, particularmente en el estado que él gobierna, y que producirá el segundo vehículo de la casa, una impresionante berlina eléctrica que según los entendidos es la misma que hasta ahora se venía conociendo bajo el nombre en clave de Whitestar.

¿Y qué tendrá este anuncio de fantástico o de ciencia ficción? Es simple, la berlina de Tesla, que de ahora en más deberemos ir llamando Model S, se trata de un vehículo eléctrico (con carácterísiticas de un auténtico sedán deportivo) que nos permitirá recorrer la para nada despreciable distancia de 362 kilómetros con una sola carga y que en los Estados Unidos de América tendrá un precio de unos 60.000 dólares. Una bicoca.

Ni Schwarzenegger ni los directivos de Tesla han declarado nada respecto del lugar de producción del soñado auto eléctrico en cuestión pero lo que sí es un hecho es la permanencia de la marca en territorio yanqui, cosa que tiene una clara explicación luego de los rumores de que Tesla estaba haciendo las valijas.

Resulta que desde ahora las empresas que compren maquinaria para utilizar en territorio californiano se verán beneficiadas con una importante eliminación de impuestos por lo que trabajar allí será más que beneficioso para cualquier empresa. Además (y como nota de color) se sabe que Schwarzenegger será uno de los próximos afortunados que se subirá a un Roadster (el único auto en producción por parte de Tesla con una autonomía de unos 355 kilómetros) de Tesla y entonces sí, todo cierra redondito redondito.

¿Acaso Tesla le regalará uno de sus modelos al musculoso gobernador? vaya uno a saberlo…puede que sí. Pero al margen de suspicacias y malos pensamientos, lo concreto es que el apoyo de Schwarzenegger en este caso a Tesla y su producto eléctrico tan novedoso tiene una base sustentable en la fuerte política “verde” del estado y una de las cosas en las que se nota eso es la planificada construcción de estaciones de servicio “verdes” a lo largo del estado, entre otras cosas.