La conducción semiautónoma sigue siendo peligrosa, según Jaguar

JAGUAR

La conducción autónoma de vehículos es algo a lo que definitivamente nos tendremos que acostumbrar en un futuro que –a priori- no da la sensación de estar tan lejano. Mal que nos pese a algunos puristas de la conducción, a esos que nos gusta y nos encanta el placer de manejar uno mismo, esta tendencia crece y crece cada día y así las cosas, hay marcas que se encuentran completamente abocadas a encontrar las mejores soluciones para que eso sea efectivamente una concreta realidad muy pronto. Allí, sin ir más lejos, están los conocidos casos de empresas como Tesla y Volvo intentando hacer punta con una tecnología que aún no está del todo desarrollada. Dicho esto, también hay que decir entonces que no sólo muchos conductores anónimos, comunes y corrientes, se han expresado dubitativos respecto de los sistemas de conducción autónoma, sino también en este caso la firma británica Jaguar.
Vamos… que era hora que también una marca importante mostrara la hilacha y pusiera las cosas blanco sobre negro en estas cuestiones. Es simple: según ha declarado recientemente Stephen Boulter, jefe del proyecto del Jaguar XF, la firma para la que él trabaja está desarrollando denodadamente un sistema semiautónomo de conducción de vehículos, pero según ellos, aún no es lo suficientemente confiable y en consecuencia creen que por el momento es peligroso.
Y no sólo su propio proyecto, claro, sino también el de otros.

Para las grandes marcas abocadas a estos desarrollos en la actualidad, por supuesto que existe el peligro de accidentes provocados con sistemas como –por ejemplo- el Autopilot encarado por los norteamericanos de Tesla, pero (desde el punto de vista estrictamente comercial) la cuestión pasa porque de materializarse un accidente a bordo de vehículos autónomos (o semiautónomos) en estas etapas de pleno desarrollo de los sistemas y las tecnologías aplicadas, eso llevaría a un marcado e indeseado rechazo del consumidor y como consecuencia de ello, se podría ver en peligro la futura comercialización. Es, claro, una preocupación de las marcas por partida doble.

De todas maneras, Jaguar sigue desarrollando su propio sistema de conducción autónoma y las pruebas estarán llevándose a cabo muy pronto en la localidad británica de Gaydon.