PGO P22 Concept: una visión al futuro

pgo-p22-concepto-pantalla.jpg

Cuando PGO fundo su empresa francesa a mediados de 1980, habrá pensado o imaginado que veintitantos años después serían los visionaros del futuro lejano? Es cierto que en Francia el diseño es importante y el estilo está a la orden del día, pero esto ya es demasiado futurista para mi gusto! Estoy de acuerdo con que ya es hora de que vivamos en Marte pero todavía no estoy listo y si veo algo así delante de mis ojos lo único que se me ocurre pensar es que las naves espaciales ya están dispuestas a despegar y llevarnos consigo. Pero sin dar más rodeos y dejando las visiones de PGO de lado, les presento el PGO P22 Concept.

Este auto del futuro es el resultado de la colaboración de varias compañías de diseño que PGO quiso que trabajaran en conjunto y dedicaran el mayor empeño en crear algo que a todos dejara pensando en que el siglo XXI ya esta aquí (en realidad ya esta aquí pero quizás no nos dimos cuenta). Para ello, invirtieron horas y horas de sus vidas y, luego de sufrir noches de insomnio y desmayos prematuros como sucedía con los escultores franceses de antaño, finalmente dejaron plasmado su arte en este modelo que posee una identidad exclusiva. Lo de los desmayos no estoy seguro si realmente sucedió pero hace a la historia más interesante.

pgo-conceoro-p-ultrafino.jpg

Todavía no hay mucha información sobre PGO P22, sólo que se presentó en el Salón de Automóviles de Frankfurt y, por más que no tenga espejos retrovisores ni puertas, podemos hacernos una idea de qué misión cumplirá en la vida de sus dueños. Si prestamos atención a sus curvas, el modelo da la apariencia de ser un auto deportivo y si echamos un ojo a su estilo neo-retro nos podemos imaginar que de seguro será la codicia de todos los solteros que quieran llevar a pasear mujeres por las angostas calles de Paris.

No hay más que decir, sólo esperar lo que le deparará el futuro a esta maravilla futurista (paradójicamente hablando). Por ahora, conformémonos con éste corto video de uno de los hermanos del P22, el PGO Cevennes, que casi pasa por encima al camarógrafo. Disfrútenlo.