X3 Concept: llega desde el futuro inspirado en el Mazda RX-7

x3.jpg

Los diseños conceptuales de Reuben Zammit tienen una extraña particularidad: muchos de ellos se han convertido en los últimos 12 meses en vehículos de producción en serie. Esta es tal vez la ventaja que lleva este genial diseñador sobre el resto de sus competidores. No faltarán aquellos que opinen que la suerte está del lado de este creador, pero cabe entonces la pregunta ¿no son acaso sus concepts algo fuera de lo común? Yo pienso que sí. Y para muestra basta un botón: el Bugatti 12-2 Streamliner Study Design es una prueba cabal de lo que les digo.
Y el auto que nos ocupa en esta nota, también…

El caso del Bugatti está estrictamente ligado a la fantasía y a la imaginación, pero el del X3 Concept que te estoy presentando va en otro sentido.
Es que Reuben Zammit sabe muy bien que para que se den muchos casos como los de él, se deben abaratar notablemente los costos de producción. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que Zammit sabe a la perfección el libreto para que sus películas tengan un final felíz, es decir que sus concepts terminen siendo autos de producción en serie.

Con el X3 Concept lo ha logrado como en casi ningún otro caso.
Este auto mezcla muchos elementos bien conceptuales con muchísimos otros que se remiten directamente a autos de producción. En esta oportunidad el X3 está basado caso completamente en el Mazda RX-7 y conserva muchos elementos originales intactos, aunque su aspecto sea radicalmente diferente.

Zammit propone para el X3 Concept un motor turbocargado de tres rotores que entrega 700 CV de potencia y un chasis que pretende ser mucho más rígido que el del Mazda RX-7 original pero con una notable reducción de peso, estando por debajo de los 1.200 kilogramos. Notable.
Además son destacables las tomas de aire que se entremezclan con las puertas que dicho sea de paso se abren con el sistema alas de gaviota. También para destacar el techo, enteramente construído en fibra de carbono para dar mayor resistencia y menor peso.

Por lo demás pocas novedades con respecto al auto que sirvió de inspiración. El X3 Concept conserva como ya te he dicho la mayoría de los elementos originales del Mazda RX-7, todo con un claro y único objetivo: la reducción de costos y la inmediata posibilidad de llevar este fantástico concept a la línea de producción en serie lo más rápido posible.

Ojalá así sea.