Comparativa Alfa Romeo 8C Spider


Alfa Romeo 8C Spider: bello y casi sin rivales

alfa-romeo-8c-spider

¿Cómo hablar de un auto que prácticamente no tiene rivales? O mejor dicho, que tiene como principal referencia para competir a otra versión de sí mismo…
Con ésto queremos decir que el magnífico Alfa Romeo 8C Spider, es un impactante y moderno automóvil deportivo que la casa italiana pone en el mercado como una vuelta de rosca más al Alfa Romeo 8C Competizione.

Si hay que ubicarle rivales de porte para reinar en un segmento muy bien nutrido, diremos (como en el caso del 8C Competizione) que sus principales rivales “puertas afuera” son el Ferrari 360 Módena, Maserati Coupé, Porsche 911 y el Aston Martin AMV8.

Desde su estética plantea como era de esperar soluciones ya vistas en el Alfa Romeo 8C Competizione, sólo que presenta desde ya la novedad de su techo retráctil (no rígido) compuesto por dos capas de lona.
Desde el punto de vista aerodinámico el 8C Spider (al igual que su hermano con techo) logra gracias a sus esculturales curvas tener un coeficiente aerodinámico negativo lo que se traduce en un más que interesante efecto suelo, típico de los autos de competición.

Su motor es también idéntico al del auto que le ha dado origen, vale decir un V8 a 90° de 4.691 centímetros cúbicos con una fantástica potencia de 450 CV a 7.000 rpm. El Alfa Romeo 8C Spider logra acelerar de 0 a 100 km/h. en apenas 4,5 segundos y alcanza como si nada los 300 km/h.

Con el 8C Competizione comparte además del bastidor y la motorización, como así también su estructura monocasco de acero con la carrocería hecha de fibra de carbono, su sistema de suspensión y frenos.

En síntesis, una más que válida segunda opción para el 8C Competizione con el valor agregado de su posibilidad de ser descapotable.