Comparativa Mercedes Benz Clase R


Mercedes Benz Clase R: un bello fracaso

mercedes-benz-clase-r-02

¿Bello fracaso? Sí, las dos cosas por igual: bello y fracaso. ¿Qué habrá salido mal para que efectivamente los hechos demuestren que el suceso esperado por la empresa Mercedes Benz con el Clase R nunca haya llegado? Los ingredientes estaban todos: belleza, estilo, una marca renombrada y con garantías, espacio interior, confort, elementos de seguridad por doquier y un diseño que prometía romper con todos los moldes. Sin embargo, la cosa no funcionó y se espera de un momento a otro el sucesor que saque las papas del fuego.

Tal vez se hayan depositado demasiadas expectativas en el Mercedes Benz Clase R, pero lo cierto es que una sucesión de cosas provocó que no fuera lo que se esperaba que fuera.
El precio, tal vez en comparación directa con otros vehículos similares, haya sido la gota que definitivamente hizo rebalsar el vaso.

Pero no sólo el precio (que era más elevado que el de sus competidores) ha conspirado contra el buen vivir de este interesante modelo. En comparación directa con la nueva versión del Renault Espace (al que además le han agregado elementos de confort novedosos y más variantes de motorización), el Mercedes Benz Clase R, también sale perdiendo en materia de espacio interior y comodidad para sus ocupantes.

Ni que hablar con lo que en contraposición también ofrece el genial Ford Galaxy que (tal como lo dice su nombre) parece ser de otra galaxia en materia de espacio interior.

El Mercedes Benz Clase R tiene motor delantero longitudinal y tracción trasera, lo que también lo diferencia del Galaxy de la Casa del Óvalo por ejemplo, ya que éste tiene motor delantero pero en posición transversal y tracción delantera.

Desde el punto de vista del diseño y la estética (aca sí…) el Mercedes Benz Clase R no tiene nada que envidiarle a ningún otro similar de su segmento. De líneas mucho más afiladas que sus competidores con más cercanía a un auto de tipo deportivo que a un verdadero monovolumen, el Mercedes Benz Clase R, sigue buscando (tal vez en el futuro cercano con un sustituto lo logre) un lugar que muy posiblemente merezca tener, pero que le es muy difícil conseguir.

Como dijimos antes, por ahora, un bello fracaso. Muy bello.