Comparativa Mercedes Benz Clase G


Mercedes Benz Clase G: en dura lucha con los rivales

mercedesbenz-clasegfoto2

El Mercedes Benz Clase G compite directamente en el mercado de los tradicionales y bien afianzados todoterreno con rivales que no le van en saga. Es que si el Mercedes Benz Clase G es verdaderamente un clásico del segmento, los vehículos que luchan por la supremacía, también lo son y entonces para quien desee elegir uno de éstos, la cosa no le será demasiado fácil.

El Mercedes Benz Clase G es un clásico de la marca que desde el lejano 1.979 ha ingresado a un mercado en el que el indiscutido monarca era (y de hecho, tal vez lo siga siendo) el Land Rover Defender que, si bien como tal, se fabrica desde el año 1.983, se viene produciendo ininterrumpidamente bajo el nombre de Land Rover Series 1 desde el ya lejanísimo año 1.948. El Mercedes Benz Clase G debió batallar demasiado para hacerse un lugar propio en el mercado y en las preferencias del público tras varias generaciones de su más directo rival, el Defender (Series I de 1.948 a 1.958; Series II de 1.958 a 1.971; Series III de 1.971 a 1.985 y finalmente
el nacimiento de la denominación Defender desde 1.983 hasta nuestros días).

El Mercedes Benz Clase G tiene motor delantero ubicado de manera longitudinal y tracción en las cuatro ruedas (lo mismo que el Defender sólo que éste último también tiene la opción de tracción trasera) y sus terminaciones pueden ser la tradicional de dos puertas descapotable; la de tres puertas familiar; familiar de cinco puertas y furgoneta de tres puertas.

Los rivales del Clase G, entre los que además del Land Rover Defender encontramos al Jeep Wrangler, un mítico modelo sucesor del Jeep CJ, la versión del ejército del Jeep Willys MB. En todos los casos estos vehículos todoterreno se ofrecen en el mercado con una amplísima variedad de terminaciones de carrocerías al igual que el Clase G.

Dentro del fuerte grupo de rivales en el segmento, queda claro que el Mercedes Benz Clase G no es definitivamente el líder, cosa que queda para que se la disputen el Jeep y el Land Rover, aunque ha sabido ganarse un lugar del que será bastante complicado removerlo.