Comparativa Honda Civic


Honda Civic: lucha feroz entre japoneses

honda-civic-2

Lucha cerrada en un segmento y dentro de un tipo de vehículos que tiene competencia en todos los sentidos. El logro de la supremacía de los autos que nos ocupan, en el segmento C, no está nada fácil. Es que una leyenda con las variantes y las diferentes gamas de posibilidades como las que ofrece a los usuarios un auto como el Honda Civic necesitaba (sobre todo por parte de otras marcas) rivales a su altura. Y los tiene, en efecto.
En la lista de competidores directos para el fantástico modelo de la casa Honda encontramos a ilustres encumbrados como el Mitsubishi Lancer, el Mazda 3, el Toyota Corolla, el Nissan Sunny, el Subaru Impreza, el Mazda 323 y aunque parezca que todos sus feroces rivales son japoneses, ésto no es así ya que también los hay de otros orígenes y entre esos podemos identificar claramente a algunos de la marca del óvalo azul, Ford, como pueden ser el Focus y el Escort, mientras que por el lado de la marca alemana Volkswagen, la rivalidad más marcada viene por el lado del Golf y el Jetta.

Si hay que hacer algún tipo de paralelismo con alguno de los nombrados en especial, habrá que hablar fundamentalmente del también ya mítico Mitsubishi Lancer. En este sentido diremos que los dos son muy similares en muchos aspectos como bien podrían ser las opciones de carrocería que ofrecen al usuario, ya que los dos comparten variantes de tipo sedán, coupé, hatchback y familiar, sólo que en donde tal vez algo de ventaja saque el Mitsubishi Lancer es en las posibilidades de tracción, ya que se ofrece con variantes de tracción delantera y tracción en las cuatro ruedas, mientras que el Honda Civic es básicamente en este apartado un auto de tracción delantera.
Otro punto en el que se tocan en cierta medida el Lancer y el Civic es en el tiempo de presencia en el mercado y sus respectivas evoluciones: los dos autos ya van por la octava generación.

En lo que hace a la estética del Civic en comparación con sus rivales habrá que decir que en este punto las búsquedas de las actuales generaciones son similares, con líneas más bien orientadas a lo futurístico, de una gran simpleza y en muchos casos dirigidas a un público particularmente joven.
En este punto el que tal vez se despegue del resto sea el Subaru Impreza que en materia de diseño ofrece algunas soluciones un tanto más radicales y agresivas que sus competidores, incluídos claro, el Honda Civic.