Comparativa Audi TT


Audi TT: un feroz deportivo sin igual

audimodelott

El Audi TT se ha convertido sin lugar a dudas en un automóvil deportivo de culto. Así de simple. Es que como muchos se han atrevido a calificarlo, se trata de un coche que definitivamente es adictivo una vez que se entra en el habitáculo y ya no dan ganas de bajarse.
El Audi TT ha avanzado desde su salida hasta nuestros días y su historia siempre ha estado marcada por mejoras y pasos que definitivamente lo han llevado hacia adelante.
El TT es ahora más grande, más cómodo, más potente y mejor equipado que cuando nació la primera generación y en eso también es líder entre los autos que pueden disputarle un hipotético reinado.
Entre esos autos encontramos a rivales tales como el Porsche Cayman, el Peugeot 808 RC-Z y no son pocos los que incluyen también en este grupo al Renault Megane Coupé de última generación.
Pero hay otros, claro, que intentan hacerle sombra y entre ellos están el Chrysler Crossfire Coupé, Alfa Romeo Brera, Mazda RX-8, el Mercedes Benz C Sportscoupé 350 Classic y el Nissan 350Z.
A continuación en un escueto resumen, analizamos y comparamos entre sí a este último grupo de coches con el deseado Audi TT.

Audi TT:
Potencia: 250 CV a 6.300 rpm
Cilindrada: 3.189 cm3
Velocidad máxima: 250 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 5,9 segundos

Nissan 350Z:
Potencia: 300 CV a 6.400 rpm
Cilindrada: 3.498 cm3
Velocidad máxima: 250 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 5,8 segundos

Mercedes Benz C Sportscoupe 350 Classic:
Potencia: 272 CV a 6.000 rpm
Cilindrada: 3.498 cm3
Velocidad máxima: 250 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 6,2 segundos

Mazda RX-8:
Potencia: 231 CV a 8.200 rpm
Cilindrada: 1.308 cm3
Velocidad máxima: 235 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 6,4 segundos

Chrysler Crossfire Coupe:
Potencia: 218 CV a 5.700 rpm
Cilindrada: 3.199 cm3
Velocidad máxima: 240 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 6,5 segundos

Alfa Romeo Brera:
Potencia: 260 CV a 6.200 rpm
Cilindrada: 3.195 cm3
Velocidad máxima: 240 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 6,8 segundos