¿Cómo reacciona un Smart ante una prueba de choque frontal?

SMART TEST

Realmente no deja de sorprendernos el gran avance que se ha venido dando en los últimos años en materia de seguridad. No dejamos de maravillarnos y admirar el trabajo realizado por diseñadores e ingenieros en todo lo que hace a la seguridad pasiva, algo en lo que la gente de Daimler ha puesto marcado énfasis en el momento de concebir a los nuevos Smart ForTwo y Smart ForFour. Hace poco poníamos la mirada en este espectacular doble lanzamiento del grupo alemán, pero nunca podríamos haber llegado a pensar que iban a hacer un trabajo semejante. Hablamos de los resultados finales tras un duro test de choque frontal al que se ha expuesto el pequeño Smart en contraposición con un todo poderoso Mercedes Benz Clase C. Vemos el inicio del “encuentro” frontal en la foto que encabeza esta nota, pero la resolución podés verla en el video al final de la misma y los resultados –creeme- te van a llegar a sorprender. Sin trucos y sin vueltas: no lo vas a poder creer.

Desde Daimler creyeron –y no estaban equivocados- que había que elevar los estándares de seguridad y en consecuencia han pensado en la llamada Real Laife Safety. Para no andar con vueltas, diremos que eso se basa en darle el mismo trato en lo que a test de choques respecta, al pequeño Smart en sus diferentes versiones, que al Mercedes Benz Clase C, y con eso prácticamente todo dicho. De hecho los test de impacto frontal han sido tan estrictos para uno como para otros y cuando se toman las cosas de ese modo, todo debe salir a la perfección.
Para ponerlo blanco sobre negro: un choque frontal entre una masa de 1.124 kilogramos contra otra de 2.308 kilogramos, vale decir una disparidad de 2 a 1.
Cuando dejes correr el video al final de la nota, no lo vas a poder creer. Sinceramente te lo digo.

El choque frontal que vemos en el video está dado con un 50% de solapamiento, es decir que se produce de la mitad del auto hacia uno de los laterales del mismo. El impacto se produce en este caso a unos 50 km/h. Dale play y no dejarás de admirarte.
El secreto del Smart radica fundamentalmente en su célula de seguridad de alta resistencia. Una vez impactados los dos autos, en el momento de chequear los resultados, podés advertir que la célula del habitáculo permanece inalterable, casi intacta y es más… las puertas pueden abrirse perfectamente tras el choque.Te lo advertí: no lo ibas a poder creer…