Cómo destruír un Lamborghini Aventador en pocos segundos

Destruyendo-un-Lamborghini-Aventador

Todo apuntaba a que fuera un día normal en la apacible Sloane Street en la ciudad de Londres, en Inglaterra, pero a alguien se le ocurrió la bendita idea de cambiar el estado de cosas. Afortunadamente, dentro del mal momento vivido, claro, había por allí un ocasionale transeúnte que con su cámara en mano pudo captar las imágenes de un insólito accidente que tuvo lugar -precisamente- allí.
Thomas Melsen paseaba lo más campante y estaba muy bien ubicado para captar el momento preciso en que un auto retomaba hacia la mano izquierda por la mencionada calle cuando de repente un espectacular Lamborghini Aventador entra en escena tratando de «colarse» entre el auto y un SUV correctamente estacionado. Tal vez -quien cunducía el Lamborghini– no lo supiera, pero existe la ley de impenetrabilidad, la cual dice que dos o más objetos sólidos no pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo…

Así las cosas, en un instante, en unos pocos segundos el super deportivo italiano detuvo su alocada marcha unos cuantos metros más adelante con las inocultables muestras del violento impacto en su carrocería. De un lado y del otro, por izquierda y por derecha, el Lamborghini Aventador negro -impecable y espectacular hasta ese momento- quedó listo para ir a hacer una larga visita al chapista.
Trozos de diferentes partes del deportivo por todas partes y un silencio casi sepulcrar en la calle, por la perplejidad de los que tuvieron «la suerte» de presenciar este choque.

Destruyendo-un-Lamborghini-Aventador - 2

Finalmente, el «rescate» de quien conducía el Lamborghini: cuando el infortunado conductor del otro auto accidentado se acercó «dispuesto a todo», salió una muchacha rubia tan asutada y sorprendidad que apenas si pudieron decirle algo por su impericia al volante.
Indudablemente -y sin querer prejuzgar- estos autos no están hechos para cualquiera. Definitivamente no.
Y no nos cansaremos de ver el aparatoso accidente. En el video al final de esta nota podés ver una y otra vez, a repetición un choque espectacular, inolvidable (sobre todo para los pobres protagonistas). ¿Quién ha tenido la culpa según tu opinión? ¿quien venía girando sin advertir la presencia del Lamborghini o la rubia que ni se ha molestado en pisar el freno? o… ¿los dos resultan responsables por partes iguales ante la imprudencia? Tal vez debamos encontrar un equilibrio justo. Mirá el video y opiná…