Un Citroën 2CV de otro planeta

citroen_2cv_hot_rod-011.jpg

Todo es cuestión de gustos, ya lo se, pero este Citroën 2CV no puede menos que llamarme poderosamente la atención.
Puede que el modelo original, sin transformaciones extrañas como esta, te guste más o menos, pero esta versión lleva al 2 CV a otra dimensión, indiscutidamente.

citroen_2cv_hot_rod-021.jpgcitroen_2cv_hot_rod-031.jpg

Se trata de un ejemplar que parece estar inspirado por la cultura Rat Rod más que por la de los Hot Rods.
O bien podría ser un vehículo terrestre que viaje dentro del famoso submarino Nautilus del Capitán Nemo.

Tiene un aspecto un tanto “sub acuático”. Lo veo y pienso que sobre todo visto desde atrás, sería ideal para llevarlo bajo el agua, hasta las más increíbles profundidades en busca de mundos perdidos.

citroen_2cv_hot_rod-041.jpg

Es que este Citroën 2CV Rat Rod parece venir de otros mundos, de lugares a los que el hombre no ha llegado jamás.

Estéticamente nada tiene que ver con el modelo original, aunque nadie puede negar que se trata de un 2 CV.
Lo más llamativo es el “desprendimiento” del tren trasero, ensanchando su trocha y dejando separados del cuerpo del auto los cobertores de las ruedas.

La cola del auto ha desaparecido literalmente. Se ha acortado radicalmente y también el techo ha sido arrasado, bajándose en forma notable su altura de manera increíble. Me pregunto ¿qué nivel de comodidad se podrá tener ahí dentro, en esa diminuta cabina? Me imagino que no mucho. Pero eso, ahora no importa.

citroen_2cv_hot_rod-051.jpg

La trompa es tal vez la parte menos modificada del 2 CV, o por lo menos, la más reconocible. Los guardabarros delanteros han desaparecido para dejar ver al descubierto el tren delantero y los faros han encontrado una nueva (y más baja) posición.

Como diseño es novedoso y llamativo y en cuanto a sus prestaciones, no es mucho lo que se pueda esperar.
El motor original no ha sido tocado, por lo que no te despeinarás demasiado al conducirlo…