Citroën Dyane 6: tuneado con alevosía

dyane-1.jpg

Existen varias maneras de destruír un auto. Más concretamente debe haber muchísimas opciones para conseguirlo con un Citroën Dyane 6 y éstas pueden ir desde un crash test controlado y provocado intencionalmente o si lo prefieren tan sólo tuneándolo. Sí señores, al tunear un auto también puedes estar destruyéndolo en el acto, aunque la intención sea otra… claro está.

¿No me creen? Muy bien, pues entonces procedo a desplegar las pruebas sobre el estrado en este juicio imaginario que espero recaiga con todo el peso de la ley sobre el infame propietario de este indefenso y arruinado auto francés.

dyane-2.jpg

La escena del crimen: el “Antic Auto Alicante 2008” en España, un lugar en el que confluyen cosas para todos los gustos, pero en el que nunca hemos visto algo tan “provocador” como en este caso. Realmente el responsable ha llegado muy lejos.

La víctima: un Citroën Dyane 6 que dicho sea de paso podría haber tenido un “mejor final” para sus días entre nosotros.

No voy a decir que el Dyane 6 sea un auto de los que más me gustan pero también debo reconocer que el tuning que han “perpetrado” sobre el auto no lo favorece para nada y para ser franco es algo que era fácilmente evitable.
De manera que si de un juicio se trata diré con total seguridad que el caso es uno de esos típicos en los que se puede demostrar con toda facilidad la premeditación y la alevosía. Y eso… es un agravante para el responsable.

Si hablamos sobre gustos ya sabemos que sobre gustos no hay nada escrito pero también debemos tener presente algo que no muchos tienen en cuenta: el sentido común (que parece ser el menos común de los sentidos…). Todo depende del cristal con que se mire, es cierto, pero a pesar de esto sostengo firmemente que este tuneado no le sentará bien a ningún auto hasta ahora conocido.

Finalmente, el pedido de sentencia: los dejo con estas dantescas imágenes del pobre Citroën Dyane 6 violado y asesinado vaya uno a saber por qué espíritu afiebrado para que sean ustedes mismos los que determinen la gravedad de los hechos y actúen en consecuencia.
Eso sí, sean justos… (con el auto por favor).