Citroën C4 L

Cambios notables y muy sustanciales en el mundo de la casa francesa Citroën. La marca ha mostrado finalmente en sociedad a la nueva versión de su sedán más ambicioso y lujoso, el C4, con miras a su próxima comercialización en mercados automotríces de China (para finales del corriente año 2012) y de Rusia (recién a partir del año 2013), ni más ni menos.
Hablamos del Citroën C4 L, un auto que no se fabricará en esta oportunidad en territorio sudamericano, sino que pasará a fabricarse en China, cosa que resultará mucho más conveniente y práctico para la marca con miras a sus intenciones de colocarlo fuertemente en mercados precisamente de China y otros cercanos.

El nuevo Citroën C4 L, si bien es la berlina más presumida y mejor equipada de la casa del doble chevrón, es al mismo tiempo la más compacta de la gama, ofreciéndose al público con unas dimensiones realmente contenidas, las cuales son: 4,62 metros de longitud; 1,78 metros de ancho y 1,5 metros de altura. Con estas medidas dándole forma, se ubica justo por detrás de otros autos de la marca francesa tales como el C5 y el C6.

Desde la estética hay cambios realmente sustanciales en su aspecto. Esta nueva generación resulta mucho más agradable, moderna y (¿por qué no?) elegante que el modelo hasta ahora conocido por todos. Han dado un gran paso hacia adelante con el rediseño general del C4 que les estamos mostrando.
La parte delantera del auto está evidentemente influenciada por el C4, mientras que la parte trasera es bastante baja y compacta, al tiempo que ancha y bastante voluminosa, gracias a lo cual el generoso baúl del auto logra dar capacidad para unos 440 litros.

En el interior también hay cambios bastante notables e importantes, observándose grandes mejoras, de altísima calidad y con agregados interesantes en el equipamiento del auto. Todo ésto con respecto al lanzamiento de este auto para los mercados automotríces anteriormente mencionados, pero la marca tiene otros planes que además incluyen a Europa y para eso es que está preparando al Citroën C-Elysée, basado en el Peugeot 301.